Olimpia, un sorprendente lugar sagrado

Olimpia

Con toda certeza, resulta casi imposible toparse con alguien que desconozca el origen de los Juegos Olímpicos. No obstante, el escenario que albergó por vez primera esta competición deportiva, la localidad de Olimpia, continúa siendo un misterio para una inmensa mayoría.

Por este motivo, el post de hoy se desplaza a esta pequeñísima localidad del Peloponeso, poseedora de magníficos reclamos arqueológicos y declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1989. De hecho, se trata de una visita obligada para todos aquellos que decidan conocer la geografía griega.

Situada a 16 km de Pyrgos y a 119 km de Patras, Olimpia aúna la tranquilidad que emana de sus antiquísimas ruinas con el bullicio derivado de la actividad turística. Esta última, que constituye la principal fuente de ingresos de la población, ha condicionado enormemente el desarrollo, hasta convertirla en un centro comercial plagado de tiendas de souvenirs.

Su principal aliciente es el Altis, un lugar sagrado que tuvo un papel determinante para la consolidación de los Juegos Olímpicos de la Antigüedad. En el siglo VI a.C., se erigió una muralla de piedra en sustitución de la anterior estructura defensiva, que había sido construida en madera. Gracias a la nueva fortificación, el flamante recinto adquirió una forma más o menos rectangular.

A la entrada, el recién llegado podrá contemplar las ruinas del Pritaneion, edificio en el que se dispensaban los recibimientos solemnes, y en el que se custodiaba un fuego sagrado que debía arder eternamente en honor a Hestia. Frente al mismo, el Philippeion rememoraba una exitosa batalla librada por Filipo de Macedonia.

Asimismo, la zona también da cabida al Heraion, dedicado a la diosa Hera, y al Pelopion, que se alzó en memoria del semimitológico Pelops, a quien se atribuye el descubrimiento del Peloponeso. Por supuesto, tampoco hay que dejar de visitar el templo de Zeus, el pórtico del Eco y el estadio.

Por último, en el Museo Arqueológico se exhiben los principales hallazgos recuperados en la zona. Entre ellos, se cuentan el frontón oriental y occidental del templo de Zeus y el famoso Hermes de Praxíteles.

Foto vía:  Grisel.net



Categorias: Olimpia


Deja tu comentario