Ierapetra, la Piedra Sagrada

Ierapetra

Situada en la prefectura de Lasithi, en la parte sudoriental de la isla de Creta, Ierapetra se extiende a lo largo de la bahía del mismo nombre. Es el cuarto pueblo en importancia de la isla, y ha ganado gran fama debido a que se trata de la ciudad más meridional de toda Europa.

Por su condición de único asentamiento sobre la costa sur de Creta, Ierapetra recibió el apodo de “la novia del mar libio”. Sin embargo, su nombre tiene un significado propio: Ιεράπετρα, es decir, Piedra Sagrada.

Tan rodeada de un halo místico como se encuentra esta ciudad, resulta sumamente cautivadora como destino turístico. Pese a eso, el flujo de visitantes que recibe no es abundante, algo que permite a los aficionados de los sitios tranquilos y mágicos sumergirse en su atmósfera y disfrutar de las delicadas vistas que pueden obtenerse allí.

Sobre la costa, varias tabernas ofrecen la tradicional opción griega, pero no sólo para extranjeros. La principal actividad de Ierapetra es la agricultura, y por lo tanto sus negocios son sumamente frecuentados por habitantes locales.

Coronando el panorama del puerto, se encuentra el pequeño castillo veneciano, una constante en las islas griegas. Y, para hacer algo de justicia a la historia, también subsiste una sede de los ocupantes turcos, otro de los pueblos que dominaron Creta en el pasado.

Desde luego, las playas son una de las grandes atracciones del lugar. Arena y aguas cristalinas componen el escenario, que por la noche se ilumina para brindar a visitantes y locales entretenimiento hasta el amanecer.

Desde Ierapetra, puede visitarse la pequeña isla de Chrissi, situada justo en frente, a 12 kilómetros de distancia. También conocida como Hrysi, o Gaidhouronisi, es un destino deshabitado, de unos cinco kilómetros de largo por uno de ancho. Lo que se dice una verdadera perla del mar, de la que hablaremos más adelante, desde luego.

Foto Vía: Dilos

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Lassithi


Deja tu comentario