Mar y arqueología en Erétria, en la isla de Eubea

Eretria

En esta ocasión, os recomendamos acercaros hasta la sugerente isla de Eubea, la mayor del territorio heleno después de Creta. Con una superficie de 3.580 km cuadrados —distribuidos en una longitud de 175 km y una amplitud que fluctúa entre los 6 y los 50 km—, este magnífico enclave es conocido especialmente por la fertilidad de su suelo y sus incomparables paisajes.

No obstante, en Eubea también tienen cabida magníficos tesoros arqueológicos, tal y como atestigua el destino de hoy: la localidad de Erétria.

Situada a 22 km al sureste de la isla por la carretera litoral, Erétria es un moderno centro turístico situado junto al mar y cuajado de balnearios. Ésta se alza en el lugar donde un día hubo una ciudad que fue devastada por Darío en el año 490 a.C. y reconstruida posteriormente.

De su cautivador pasado, aún pueden visitarse las ruinas del templo de Apolo Dafneforo (o «Portador de Laurel»), de estilo dórico y construido en el año 510 a.C. Asimismo, a los pies de la acrópolis, se encuentra la denominada Casa de los Mosaicos. En ella pueden admirarse importantes obra del siglo IV a.C. e inspiradas en la mitología griega.

Más al norte, en torno al pequeño Museo Arqueológico, se halla la zona arqueológica principal. Dentro del recinto, el monumento mejor conservado es el teatro.

Rehecho en el siglo III a.C., contaba con capacidad para unos 6.500 espectadores. No muy lejos de allí, el recién llegado se topará con los vestigios de viviendas griegas y romanas, y a 200 m, lo que resta del templo de Dionisio y de un portal. Al norte del mismo, se despliega un muro ciclópeo, en parte del siglo VII a.C., junto al que había la necrópolis. Y más al sur, se localizan las ruinas de un heroon del siglo VIII a.C. y de dos palacios que fueron destruidos en el año 198 a.C.

El área de excavaciones abre sus puertas de martes a domingo, de las 08.30 h a las 14.00 h (en verano, el cierre es a las 15.00 h).

Foto vía: Kevrekidis



Etiquetas:

Categorias: Eubea


Deja tu comentario