Información general sobre Salónica

Salonica

Aunque en ocasiones anteriores este blog ya se ha referido a la ciudad macedonia de Salónica —o Tesalónica, como también se la conoce—, las siguientes líneas pretenden resumir algunas de las principales características socioculturales e históricas de esta población, la segunda más importante de Grecia.

Erigida a los pies del monte Khortiakis (situado a 1.201 m de altura) y orientada hacia las planicies del delta de los ríos Gallikós y Vardar, Salónica es uno de los centros económicos y culturales más relevantes del país heleno.

Otro tanto ocurre con su dinámico puerto, que constituye un acicate para los negocios locales. Gran centro industrial y comercial, alberga la capital y la residencia del ministro para la Grecia del norte. Asimismo, también acoge el centro administrativo del “nomós” (departamento) de Salónica.

Fundada en el siglo 316 a.C. y bautizada así en homenaje a una hermana de Alejandro el Grande, Salónica fue la capital de la provincia romana de Macedonia. Ya en tiempos del imperio bizantino, la urbe adquirió una gran prosperidad, aunque eso no le garantizó la estabilidad. Muy al contrario, fue ocupada sucesivamente por búlgaros, normandos y turcos. Su población, diezmada por las matanzas, repuntó con la llegada de 20.000 judíos expulsados de España por los Reyes Católicos, Isabel y Fernando, a finales del XV.

En la actualidad, una de las actividades más representativas de Salónica es la exportación de manganeso y productos agrícolas. En 1960, a su vez, pasó a ser un importante centro industrial gracias a la puesta en marcha de un complejo que comprendía refinerías de petróleo, plantas petroquímicas y factorías dedicadas a la producción de acero.

No obstante, al día de hoy, la ciudad no escapa de la crítica situación económica que sacude a Grecia, y que en más de una ocasión la ha empujado al borde del abismo de la quiebra, en el que aún se encuentra. Pese a todo, Salónica brinda interesantes propuestas turísticas que, sin duda, no dejarán al turista indiferente.

Foto vía: Viajes y Turismo

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Salonica


Deja tu comentario