Milos: una hermosa isla de las Cícladas

Milos

Esta vez, el protagonista del blog es la hermosa Milos, una de las islas más emblemáticas y sugerentes de cuantas forman el archipiélago de las Cícladas.

¿El motivo? Su peculiar forma redondeada y el hecho de que acoja el antiguo cráter de un volcán sumergido. Aunque su pasado reciente no acaba de ser del todo amable —Milos sirvió de base naval durante la guerra de Crimea y la Segunda Guerra Mundial—, este lugar constituye hoy una excelente propuesta para el turismo, y el tiempo de ocio.

En cualquier caso, lo cierto es que Milos debe su fama mundial al importantísimo hallazgo que tuvo lugar en su suelo en 1820: la famosa estatua que pasaría a la posteridad como la «Venus de Milo«, y que hoy puede admirarse en el Museo del Louvre, en París. Procedente de la isla de Rodas, este excepcional trabajo escultórico data del año 150 a.C.

La localidad principal de la isla es Milos (o Pláka), que surgió sobre el punto donde un día es alzó Melos. De esta ciudad romana, aún quedan en pie los vestigios del teatro romano, las murallas que protegían la acrópolis y, sobre todo, las catacumbas. Éstas últimas pueden visitarse de martes a domingo, de las 08.30 h a las 13.00 h. En verano, además, el horario se amplía hasta las 20.00 h.

Asimismo, otros puntos de interés que no hay que dejar de descubrir en Milos son las ruinas del castillo veneciano y el Museo Arqueológico, en el que se pueden admirar inscripciones, estatuas y fragmentos cerámicos pertenecientes al período arcaico, clásico y romano. El horario de apertura es de martes a domingo, de las 08.00 h a las 14.30 h, aproximadamente.

Por lo que atañe a su oferta hotelera, la mayor concentración hay que buscarla el puerto de la isla, Adamandás, sito a 4 km de la capital.  Su mayor reclamo son sin dudas sus playas, que compiten con las de otras poblaciones próximas, como Apolonía o Hivadolimni.

Finalmente, no hay que perderse Filakopí, la población más antigua de la isla, en la que se han realizado importantes hallazgos arqueológicos.

Foto vía: Milos Travel

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Milo


Deja tu comentario