Agathonissi, paraiso inexplorado del Dodecaneso

 

Agathonissi Grecia

Agathonissi es la isla más septentrional del Dodecaneso; con sus 32 Km. de costa y poco más de 150 habitantes, tiene tres pintorescos poblados, Aghios Georgios que es el puerto de la isla, Megalo Chorio y Mikro Chorio. Es la antigua Tragaea que estuvo poblada por los carios en los tiempos pre-helénicos y luego por los dorios. Las excavaciones arqueológicas han revelado restos de edificios muy antiguos pertenecientes a los asentamientos que datan de esos tiempos.

Se encuentra muy cerca de Fourni y Lipsi, y está rodeada por otras islas más pequeñas como Konuelonissi, Neronissi, o Pita. Rocosa, con muchas bahías y calas, está incluida en la red Natura 2000 de espacios protegidos, ya que aquí se refugian raras especies de aves como la gaviota de Audouin.

Agathonissi fue colonizada y abandonada en varias ocasiones por sus condiciones desfavorables, y había servido como refugio de piratas; se incorporó a Grecia recién en 1948.  Los isleños se dedican a la pesca y la agricultura, pero el turismo va tomando impulso ya que es la elegida por los amantes de la tranquilidad y la naturaleza.

Agathonissi Dodecaneso

La bahía de Agios Georgios nos espera con sus barcos de pesca de todos los colores y en verano se llena de vida.  Desde el puerto la carretera nos lleva a los poblados; Megalo Horio, el más grande y antiguo, es invisible desde el mar. Su principal característica son los muros de piedra que rodean cada casa, con zaguanes de gran tamaño.

Hay muchas iglesias pequeñas en toda la isla, que albergan interesantes muestras de arte religioso. Los isleños son fieles a sus tradiciones, aunque sus hábitos y costumbres no son muy diferentes a los de las otras islas.  Si desean compartir la auténtica vida de la isla lo mejor es participar de una de sus fiestas más importantes, el 15 de agosto, día de la Asunción; es la culminación de largos preparativos en los que participan todos los habitantes de la isla, y se celebra con platos tradicionales, música y la danza. Si prefieren algo más tranquilo, la granja de peces de Katholiko es un lugar ideal para la pesca.

En el lado este veremos unas construcciones circulares de la época bizantina que posiblemente servían para almacenar alimentos llamadas tholoi. No dejemos la isla sin probar algunos de sus platos más famosos, como los que incluyen carne de cabra salvaje, sopa de habas, preparaciones con pescado fresco y la típica kakavia que es una deliciosa sopa de pescado.

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Dodecaneso


Deja tu comentario