Feta, el queso griego por excelencia

Feta, queso griego

El origen del nombre que se le da al queso Feta proviene del hecho de ser cortado en pedazos tras su elaboración, feta en griego, que hace referencia al corte de fiambres y quesos. Sus orígenes se remontan a cientos de años atrás. Ya en la memorable Odisea de Homero aparece una descripción de la elaboración de queso Feta.

Es un tipo de queso que se elabora tanto con leche de cabra como con leche de oveja, principalmente con esta última, sin pasteurizar y a partir de la cuajada que es tratada con salmuera. Presenta un aspecto caracterizado por ser muy blanco, blando, suave, con hoyos pequeños e irregulares aunque en ocasiones escasos, una textura desmenuzable en su degustación y con la peculiaridad de no tener piel o corteza exterior.

Los animales de los que se extrae la leche para su elaboración pastan en lugares como Epiro, Macedonia, la Isla de Lesvos o Peloponeso, presentando el queso Feta peculiaridades propias dependiendo de la región en la que haya sido elaborado.

En cualquiera de los casos, el queso Feta cuenta en la actualidad con la certificación de Denominación de Origen. Esto garantiza que sólo pueda venderse como Feta el original queso griego. Muchos países elaboran una especie de quesos feta, normalmente con leche de vaca, que difiere mucho del sabor original y tradicional del feta griego.

El queso Feta, de los más populares, tradicionales y consumidos en Grecia, es utilizado frecuentemente en todo tipo de ensaladas a las que aporta, además de un exquisito sabor, proteinas y calcio. Recordemos que las ensaladas forman una parte importante de la gastronomía griega, siendo consumidas como primer plato en la mayoría de las comidas.

Pero no sólo es utilizado en la preparación de ensaladas sino que es ingrediente base de otros muchos platos típicos de la cocina griega como las tradicionales empanadillas griegas llamadas Spanakotiropites, o los pasteles de queso.

Ensalada de feta

El consumo en general de queso en el país es muy elevado, ya que los griegos no lo consideran como un complemento, sino más bien un alimento en sí, formando parte de su dieta diaria. Y, entre todos los tipos de quesos, el Feta representa un 40 % de ese consumo.

Cuando disfrute del placer de una comida griega como turista en cualquier restaurante durante cualquiera de sus viajes, saboree el grato e intenso sabor del queso Feta, ya que no será difícil encontrar entre sus ingredientes el queso más típico del país, que además de rico tiene un bajo contenido de materia grasa. Casi podría decirse que probar el queso Feta forma parte de un itinerario turístico en Grecia, al menos gastronómicamente hablando.

Fotos vía Flickr

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Gastronomia griega


Comentarios (2)

  1. Estupendo Post!! gracias por la información.
    Saludos.

  2. julia noemi passarella dice:

    HE TENIDO OCASION DE COMERLO, ESTA MUY BUENO, MUY APROPIADO PARA LAS TIPICAS ENSALADAS GRIEGAS, PERO ADVIERTO QUE TAMBIEN ES SUPER SALADO.-

Deja tu comentario