Isla de Salamina, en el golfo Sarónico

Salamina

Salamina es una isla sumamente famosa por su historia. En el siglo V antes de Cristo, fue escenario de la batalla que lleva su nombre, en la que los griegos vencieron al ejército persa del rey Darío.

Hogar de destacados personajes de Grecia, como el héroe Ajax y el escritor Eurípides, Salamina es también el sitio de emplazamiento de numerosos yacimientos arqueológicos y de antiguos monasterios, algunos de ellos en funcionamiento hasta nuestros días. Bañada por las aguas del golfo Sarónico, esta es la isla más grande del conjunto argosarónico. Se encuentra a apenas unos 2 kilómetros de El Pireo, y 16 kilómetros al oeste de Atenas.

Su puerto principal, Paloukia, es el segundo más grande de Grecia: le sigue al ya mencionado Pireo. Ambos puertos están unidos por pequeños cruceros regulares que recorren la distancia entre ellos en unos 40 minutos.

Por su cercanía debéis buscaros el alojamiento en el Pireo y desde allí tomad uno de esos cruceros.

Debido al tamaño de la isla, hay infinidad de lugares para visitar. Con sus 95 kilómetros cuadrados de superficie, está dividida en varias prefecturas, cada una de ellas hogar de numerosas ciudades en las que hay mucho por visitar. Por ejemplo en Paloukia podemos mencionar al Museo Naval, situado junto a un parque de juegos para niños. La institución alberga torpedos y cañones, y funciona en la antigua estación naval. En las cercanías, la pequeña iglesia de Agios Georgios es una perla bizantina del siglo VI.

La capital de la isla de Salamina es Koulouri, un centro rural muy visitado durante el verano. Las ruinas de la antigua ciudad se encuentran cerca del puerto, próximas al cabo de Pounta. Está ubicada a medio camino entre Kamatero y Ampelakia.

Por otra parte, el Monasterio de Faneromeni es el más destacado de la isla. Fue construido a mediados del siglo XVIII. Cada mes de agosto, entre los días 23 y 25, tiene lugar allí un magnífico festival al aire libre.

Foto Vía: Travel Blog



Etiquetas: , ,

Categorias: Salamina


Deja tu comentario