El puerto de El Pireo, en Atenas

El Pireo

Atenas es una ciudad magnífica para disfrutar de la esencia de la vida griega. Pero hay que cuidar bien de no quedarse en lo más típico, y lanzarse a la aventura para descubrir el corazón vibrante de esta urbe y la alegría de su gente. Nadie duda de que el Partenón es grandioso, pero Atenas no termina en la Acrópolis.

El puerto de El Pireo, Microlimano, es el más importante de la región del Ática. Desde él, zarpan los barcos y los cruceros que se dirigen a las islas Cícladas, las islas del Dodecaneso, las del Golfo Sarónico, las del Egeo oriental y también hacia Creta.

Dar un paseo por la costa es entrar en contacto con el movimiento turístico y los momentos de relax de los habitantes locales.

Los restaurantes y las tabernas se extienden a lo largo de todo el puerto, con mesas ubicadas en las cercanías del mar y magníficas vistas a los veleros que dan al puerto un toque veraniego. Los platos de pescado más deliciosos que puedan imaginarse se encuentran sin duda en estos parajes, que además son el lugar ideal para distenderse durante el viaje.

Antiguamente, El Pireo era una ciudad en sí mismo, pero con la posterior división administrativa y la gran importancia cobrada por Atenas, hoy es un barrio de la ciudad, aunque sin dudas uno de los más importantes. A no perderse desde aquí las puestas de sol, que se transforma en una gran bola roja hasta desaparecer tras el horizonte de las aguas.

El centro comercial Zea es uno de los sitios más concurridos de El Pireo. Ir de compras en esta zona es un verdadero deleite. A pesar del escenario de lujo que nos proponen los cruceros en el exterior, los precios de Zea son accesibles. El edificio en sí mismo es impresionante, y vale la pena dar una caminata y observar sus tiendas, en donde seguramente encontraremos el recuerdo perfecto para llevar de regreso a casa.

Foto Vía: Panoramio

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Atenas


Deja tu comentario