Las ruinas de Akrotiri, la Pompeya minoica

Ruinas de Akrotiri

La isla de Thera (hoy Santorini), es una pequeña isla volcánica que forma parte de las islas Cícladas. Alrededor del 1500 a.C. su ciudad Akrotiri fue destruida por un terremoto y cubierta por la lava de un volcán. Fue redescubierta a finales del siglo XIX y en 1967 se llevaron a cabo las excavaciones arqueológicas, revolucionando nuestros conocimientos sobre la civilización minoica y bautizándola la “Pompeya minoica”;.

La ciudad de Akrotiri estaba fuertemente vinculada con la cultura minoica; compartían la misma religión y los mismos elementos litúrgicos, pues se hallan muchas similitudes en los santuarios y los temas de los frescos. Pero la importancia de Thera reside en las casas que se han mantenido en buen estado, con su decoración de frescos, sumado a los objetos que ayudan a identificar el uso y el significado de cada parte de las residencias. También se identificaron varias capillas o pequeños santuarios de Akrotiri que contenían unos recipientes de cerámica o piedra llamados «ritones», mesas de ofrendas, jarras y copas, todo lo necesario para el ritual. Es curioso que se hayan hallado algunos ritones intactos, pues se supone que se rompían ritualmente una vez finalizada su función.

Como gran parte de las civilizaciones antiguas, se cree que Akrotiri estaba organizada alrededor de un sistema de santuarios organizados jerárquicamente y que luego fueron manejados por una clase gobernante posiblemente de un status sacerdotal, ya que la religión y la economía estaban vinculadas. La sociedad se organizaba basándose en el orden de la naturaleza, y la armonía entre ambas era necesaria, para lo cual se realizaban festividades sociales, como la celebración de la renovación de la naturaleza, las victorias y la iniciación de los jóvenes.

Los santuarios de Thera eran pequeños y pocos podían entrar. El público posiblemente se mantenía en la calle frente al edificio. Estos tenían habitaciones conectadas y un pequeño espacio subterráneo, un “baño lustral” o adyton (lugar sagrado). Los frescos encontrados en el baño lustral del santuario llamado Xeste 3 muestran a una diosa y un altar en la parte superior de la pared. Se cree que fue un área sagrada con función ritual de sacerdotisas del azafrán, posiblemente relacionado con rituales de iniciación femeninos, pues el azafrán, además de su uso culinario y como tintura, se utilizaba como calmante durante la menstruación. Los santuarios tenían también una función social, pues en ellos se reunía el pueblo para los rituales y las comidas comunales.

Vale destacar también las denominadas Casa de las damas y Casa del Oeste, donden puede observarse un completo programa iconográfico con pinturas bien conservadas, como el “Joven pescador” y el “Festival marítimo”. En este último encontramos gran similitud de los delfines con los del “megarón de la reina” en el famoso Palacio de Knossos.

Para visitar las ruinas de Akrotiri se debe pagar un boleto de 6€ y listo, uno ya puede recorrer el sitios entero. Desafortunadamente, los frescos se exhiben en el Museo Arqueológico Nacional de Atenas, pero de todas formas vale la pena caminar por antigua ciudad, lo cual resulta sencillo gracias a los letreros (escritos en 4 idiomas) para guiarnos por al menos una hora.

Foto vía: therafoundation.org

Imprimir

Categorias: Historia de Grecia


Comentarios (2)

  1. tomas hdez niz dice:

    No debemos utilizar el nombre de la vieja Tera con h intercalada. La erupción de TEra investigada ya por cientos de científicos del mundo entero la sitúan en 1628 aC. Es Louis Godart y otros en sus clases viejas de los 90 donde da esa fecha que hay que corregir a la luz de los nuevos trabajos.Ate

  2. graciela freire dice:

    tuve la felicidad de visitar Santorini y Akrotiri en 2001 y 2005, grandes recuerdos. Graciela

Deja tu comentario