El Castillo de Chlemoutsi, en el Peloponeso

Castillo de Chlemoutsi

Grecia es hogar de una infinidad de castillos pertenecientes a las más diversas épocas, construidos por distintos pueblos y todos ellos con una finalidad en común: la defensa. Pero, además de eso, la mayoría de estas edificaciones comparte el encanto del pasado y de su imponente arquitectura, que los transforma en protagonistas del turismo allí donde se encuentren.

Del período Bizantino, permanecen en pie –y en excelente estado de conservación– numerosos castillos edificados en las tierras del Peloponeso. El más famoso de ellos es sin dudas el Castillo de Chlemoutsi, ubicado en una alta colina en la zona más occidental de la región.

Rodeado de encantadores paisajes de profusa vegetación y formaciones rocosas, este castillo fue construido entre 1220 y 1224 por Geoffroi de Villehardouin, un caballero e historiador que participó de una crónica de la Cuarta Cruzada, y que fue el primero en habitar Chlemoutsi tras haberse convertido en príncipe.

Poco tiempo después, los francos invadieron la región y la tomaron bajo su poder. El primer sitio al que accedieron fue el castillo, y lo ocuparon durante muchos años. Les siguieron los turcos y los venecianos, otros férreos conquistadores que dirigieron su atención hacia Grecia.

Edificado siguiendo claras líneas del estilo franco, es uno de los más claros ejemplos de esta arquitectura en el Peloponeso. En verdad, este castillo congrega a muchos turistas, pero también a numerosos arquitectos que se reúnen para admirar y estudiar las características de su estructura.

El complejo incluye en su interior una capilla, una residencia pequeña y otra mayor, con numerosas habitaciones en donde habitaba el Príncipe Geoffroi. La mayor parte de ellas permanece en pie, aunque otras son hoy un puñado de ruinas. Desde los alrededores del castillo, en lo alto de la colina, se obtienen las vistas más bellas del paisaje circundante.

Foto Vía: TrekEarth

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Peloponeso


Deja tu comentario