Descubrir el templo de Poseidón, en el cabo Sunio

Templo de Poseidon en Cabo Sunio

Tomando como punto de partida el puerto de El Pireo, y recorriendo el litoral del golfo Sarónico, se alcanza el lugar que centrará la atención del post de hoy: el siempre cautivador cabo Sunio. En concreto, la visita que aquí se sugiere tiene como escenario un magnífico exponente de la arquitectura griega clásica: el imponente templo de Poseidón.

El edificio actual fue erigido en tiempos de Pericles (allá por la segunda mitad del siglo V a.C.), coincidiendo con uno de los períodos de mayor prosperidad de Atenas. El diseño de los planos se encargó a un discípulo de Ictino, mientras que las esculturas se confiaron a uno de los alumnos de Fidias (sin duda uno de los escultores más prestigiosos de la época). Sus dimensiones son de 31 x 13 m, idénticas a las del Hefesteion del ágora de Atenas (concluido en el 440 a.C.). De ahí que el historiador William Bell asegure que ambos templos fueron obra del mismo arquitecto.

El templo de Poseidón es una construcción de estilo dórico con seis columnas en la fachada frontal y un total de 13 en ambos laterales. De las 34 columnas con las que constaba el peristilo en sus orígenes, se han recuperado 15: nueve en el lado norte y otras seis en el flanco sur. Talladas en mármol procedente de las canteras de Agrileza, presentan una altura de 6 m y un diámetro de 1 m. El número de aristas únicamente es de 16 (lo habitual eran 20), para que resistieran mejor el impacto de la brisa marina.

Finalmente, tampoco hay que dejar de prestar atención a las grandes losas del friso, realizadas con mármol blanco de Paros.  Éstas exhiben esculturas que representan combates a cargo de centauras y lapitas, escenas de la Gigantomaquia y las hazañas de Teseo. Un total de 14 losas, en un estado de conservación más bien precario, pueden contemplarse en un minúsculo hangar sito en las inmediaciones del Propileos.

Foto vía:  Ser Turista



Etiquetas:

Categorias: Atenas


Deja tu comentario