Salonica, en Macedonia

Segunda ciudad de Grecia y hogar de la universidad más importante del país, Salónica constituye una exquisita mezcla de cultura oriental y occidental. Emplazada en la via Egnatia que conectaba a la antigua acrópolis con la costa, también llegan a ella las carreteras procedentes del Adriático y de los Balcanes. Su puerto, de aguas deslumbrantes, se convierte así en el más destacado de Macedonia.

 Salónica, Macedonia, Grecia

Paseo marítimo de Salónica y la Torre Blanca

El nombre de esta ciudad situada al final del valle del Adrar, en el Golfo de Tesalónica, es una historia digna de conocerse. Fundada en 316-315 a.C. por Cassandro, rey de Macedonia, debe su denominación a su mujer Thessaonikê, hermanastra de Alejandro Magno. Ella, a su vez, había sido bautizada de esa manera por su padre, Filipo II de Macedonia, quien había vencido a los Tesalios el día de su nacimiento.

Tras la caída del reino de Macedonia –146 a.C.–, la ciudad pasó a ser parte del Imperio Romano. Se convirtió en un importante centro comercial, fue capital de las cuatro provincias de Macedonia y albergó a Cicerón durante su exilio en 58 a.C. La nueva caída de un imperio, esta vez el Imperio de Occidente, la dejó en manos del Imperio Bizantino. En 904 fue ocupada por los árabes, y en 1185 por los reyes normandos de Sicilia, quienes dejaron sus huellas con los numerosos daños inflingidos a la ciudad.

Los monumentos de Salónica –o Tesalónica– reflejan el paso de las civilizaciones que la ocuparon. El arco de Galerio, por ejemplo, se construyó en 305, con motivo de la victoria del emperador romano sobre los persas. Originalmente, consistió en cuatro columnas y otros pequeños pilares que soportaban una cúpula. Hoy, sin embargo, sólo queda en pie parte del arco. Se desconocen las causas de su destrucción. Se preservan tres pilares y parte de la albañilería, y su valor histórico se vuelve incalculable gracias a la conservación de las piedras de mármol tallado, que cuentan la historia de la guerra de Galerio contra los persas.

Arco de Galerio, Salónica, Macedonia, Grecia

La Torre Blanca fue construida por el Sultán Murad II en 1430 en el lugar en el que antiguamente se erigía una torre bizantina. Ella y el Museo Arqueológico son los dos museos más destacables de la ciudad; ambos guardan esculturas del periodo arcaico, clásico y romano. En el Museo Arqueológico, además puede observarse la tumba de Filipo II, hallada en perfecto estado.

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Salonica


Deja tu comentario