Las montañas Gerania, vinos y deporte

Montanas Gerania

La prefectura de Ática occidental, a poca distancia del centro de Atenas y sobre el golfo Sarónico, espera a sus visitantes en un entorno natural privilegiado; de hecho, el 40% de su territorio está cubierto de bosques con una impactante vida vegetal y animal. El relieve es dominado por los montes Parnes y Citheron y las montañas Gerania, entre otros picos, ideal para visitar todo el año y practicar actividades de montaña.

El fascinante paisaje a los pies de las históricas montañas Gerania ofrece infinidad de oportunidades de paseos y exploración; las limpias playas del golfo Sarónico y el golfo de Alkionides, como Alepohori, Psatha o Porto Germeno, son elegidas por el turismo para nadar y relajarse.

Estamos en un sitio de gran pasado histórico: el punto de encuentro entre Tebas y el Peloponeso. Ática Occidental fue la cuna de la civilización griega antigua, con sus ciudades famosas como Megara o Elefsina. Testimonios de ese pasado histórico se pueden encontrar en los Museos pero también a cada paso, y en los antiguos templos y monasterios de gran interés histórico, folklórico y religioso.

Atica Occidental es actualmente una sociedad moderna y multicultural; recibió los aportes migratorios de los Arvanitas en el siglo XIV y a partir de ese momento otras corrientes de Asia Menor, distintos lugares de Grecia y del Mar Negro. La armónica convivencia entre diferentes manifestaciones permite también preservar las tradiciones y costumbres que contribuyen a su multiplicidad contemporánea.

Hay mucho para ver y hacer aquí, pero hoy nos dedicaremos a las montañas Gerania. Rocosas, escarpadas y con grandes quebradas, su pico más alto es Makryplagi o Elatia, a 1369 metros de altitud. Sus laderas están tapizadas de abetos, pinos, robles y plátanos; se han identificado 950 especies vegetales y la zona está incluida dentro de la red Natura 2000, por lo que la tala y recolección de resina en los pinares es controlada. El área de Paliovouna, de 17.000 Km2, es un refugio para las aves.

Aquí hay muchos senderos de gran belleza y diferente dificultad, aunque la mayoría son bastante difíciles. También oportunidades de escalada en Petra Perachoras, Douskia Megali y Paliovouna. El recorrido por los senderos nos permitirá visitar varios monasterios y capillas abandonados, como los de Mavrovouni o Parthi entre otros. Después de caminar o escalar, bien nos merecemos un premio; es el momento de saborear el tradicional vino de Megara, que se elabora en modernas bodegas en un área protegida y que tiene denominación de origen y que se convierten en excelentes lugares para comprar ese recuerdo perfecto de estas montañas.

Es muy fácil llegar a las montañas Gerania en autobús, ferrocarril o transporte urbano desde Atenas; e incluso encontrar  vuelos y  barcos desde El Pireo.

Foto: Grussos

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Atica


Deja tu comentario