El excepcional Museo Eclesiástico de Serres-Nigrita

Catedral de Serres

Este Museo fue creado en febrero de 1988 y es una de las principales atracciones de la ciudad de Serres. Para recorrerlo, lo mejor es seguir la Guía del Museo, publicada por la Diócesis de Serres y Nigriti.

Abarca muestras de arte religioso y se presenta organizada en tres pequeñas secciones dentro de la gran sala de su confortable edificio. Forma una unidad funcional con la capilla de San Nikitas, transformándose al mismo tiempo en un espacio moderno, un museo y un lugar de culto.

Las colecciones del Museo Eclesiástico de Serres-Nigrita se organizan en torno a ejes como iconos, tallas de madera, objetos metálicos, bordados en oro y filigranas. La sección más numerosa es la de iconos: más de 130, entre los cuales se destacan dos evangelios, uno de 1614 impreso en Venecia, con cubiertas de madera maravillosamente ilustradas. El otro es de 1861, con cubiertas de metal y terciopelo; fue impreso en San Petersburgo. Los textos están en ruso y griego, impresos a dos columnas.

En la segunda sala hay una pequeña colección de ropa de altar; dos obras son especialmente dignas de atención. Una data de 1841 y fue consagrada por Athanasios, el obispo de Serres, y la otra es de 1653 que, según la inscripción, fue consagrada por Grigorios, el Obispo de Platamonas.

Otros objetos de culto son cálices, asteriscos, pinzas, y placas de la comunión. Fueron fabricados en talleres de Rusia, con elocuentes motivos decorativos y sellos de origen, y nos hablan también de las rutas comerciales y lazos entre las ciudades entre fines del siglo XVIII y mediados del XIX.

Las prendas de culto bordadas en oro tienen una gran variedad de motivos decorativos inscriptos en la tradición de las filigranas bizantinas. Dos pares de puños, con las representaciones de la Anunciación de la Virgen, se consideran las piezas más importantes; son de comienzos del siglo XVIII. También hay que resaltar otro bordado en oro del siglo XVIII que representa al Señor con los querubines, una muestra excepcional del uso armonioso de los colores complementarios.

En esta región, la iconografía llegó a ser un arte independiente de la religión; los iconos se encargaban en los talleres locales, y están inspirados en el arte popular, como demostración de la profunda religiosidad del pueblo griego.  Cabe destacar que esos iconos alguna vez adornaron la antigua catedral de Agion Theodoron y se encuentran entre los más antiguos de Grecia.

El icono de la Virgen Armenkratousa es un ejemplo de esa independencia.  De las tallas de madera, es de especial interés la representación maravillosa de la Anunciación de la Virgen, que data del siglo XVIII y estaba en la Iglesia de San Jorge en Nigrita.

Foto: Municipalidad de Serres



Etiquetas: ,

Categorias: Museos en Grecia, Serres


Deja tu comentario