La isla de Vido y un misterio cerca de Corfú

Isla de Vido

Justo frente al antiguo puerto de Corfú, hay un pequeño paraíso al que suelen venir a descansar los habitantes de Corfú, pues se encuentra a poco más de 1 Km. de la ciudad, en un bello entorno natural: la isla de Vido, anteriormente llamada Aghios Stefanos, que hoy vamos a recorrer.

Recordemos que la Isla de Corfú pertenece al grupo de las Jónicas o Heptaneso, y es la más conocida entre sus hermanas, de las que se diferencia por su verdor y exuberancia, y por las fuertes influencias italianas, británicas y francesas en su arquitectura y estilo de vida.

Esta isla tiene una historia para contar. Durante la Primera Guerra Mundial, fueron trasladados aquí los soldados enfermos del ejército serbio para prevenir epidemias. Sin embargo las condiciones no eran muy buenas y muchos murieron en la isla; pero como el suelo rocoso y la falta de superficie no permitieron los entierros, esos cuerpos fueron depositados en el mar, unidos a rocas para evitar la flotación.

Más de cinco mil soldados descansan para siempre en el fondo marino de esta isla. Por eso, las aguas alrededor de la isla de Vido son llamadas por el pueblo serbio «Cementerio Azul» (Plava Grobnica), desde que el poeta Milutin Bojić les dedicó un poema con ese nombre. Por otra parte el gobierno serbio emplazó un monumento en agradecimiento al pueblo griego, en el año 1930, que se puede visitar y es uno de los atractivos turísticos de la isla.

Es un paseo ideal para quienes gustan de las caminatas en sus viajes,  y también para los entusiastas de la pesca y los deportes de agua, en especial el submarinismo.  Hay encantadoras tabernas, y se pueden obtener hermosas vistas de la ciudad de Corfú. Tranquila y pacífica, invita a la relajación y la vida de playa.

Es muy fácil llegar en el ferry, que se deberá abordar en el antiguo puerto de Corfú; pero los turistas con alma de explorador podrán dedicar un poco de tiempo a una investigación que desde hace décadas desvela a los especialistas: un túnel secreto que uniría Corfú y la isla de Vido.

Esta suposición se basa en el sistema de comunicación subterránea establecido por los venecianos en la isla de Corfú, una red de túneles que en el lugar se llaman «minas» y que comunicaba toda la ciudad, vinculando cuatro fortalezas y los puntos centrales, y corre la leyenda de que también habría uno que comunicaba la ciudad con la isla.   Actualmente la mayoría de los túneles están cerrados, por hundimientos o por nuevas construcciones.

Foto:RobyBuby



Etiquetas:

Categorias: Islas Jonicas


Deja tu comentario