Potamiá, una atractiva población de Tasos

Skala Potamia

La propuesta de hoy, Potamiá, transportará al viajero hasta la hermosísima isla de Tasos, que se despliega en el norte del Egeo.

A pesar de que su modesto tamaño (379 km cuadrados) hace que sea fácil recorrer este territorio en moto, no está de más centrarse en uno de sus rincones más emblemáticos: la pequeña e interesante villa de Potamiá. En ella, los amantes del senderismo tendrán la oportunidad de disfrutar de uno de los tesoros de la Grecia insular.

Aunque este topónimo no es demasiado conocido más allá de las tierras helenas, los griegos saben de él gracias a uno de sus hijos más ilustres: el prestigioso pintor y escultor Polygnotos Vágis (1894-1965), nacido en este villa. Sin embargo, siendo aún niño emigró a EE.UU., aunque jamás olvidó su país natal. Prueba de ello es que, al morir, legó a Grecia buena parte de su obra. Ésta puede admirarse actualmente en el Museo Vágis, que abre sus puertas de martes a domingo en el centro de Potamiá. Como nota dominante, cabe destacar la fascinación del autor por el mundo animal, y muy especialmente por las tortugas, los peces y los pájaros.

Este pueblo singular toma su nombre del río que fluye a su espalda. No obstante, este accidente geográfico comparte protagonismo con otro referente: un concurridísimo sendero que asciende hasta el monte Ipsário, situado a 1.200 m sobre el nivel del mar. Siguiendo las veredas corriente arriba, se alcanza el punto de partida de la subida, que se prolonga por espacio de siete horas (ida y vuelta). Eso sí: aunque el camino ha sido señalizado por el Club Alpino Griego, éste no se halla en buen estado.

Por último, quienes recalen en Potamiá no deben perderse, en sus inmediaciones, Panagiá (el pueblo más visitado del interior de Tasos) ni Skála Potamiás (unos 3 km al este), donde se pueden degustar deliciosas especialidades de la cocina griega.

Foto vía: Edal Lefterov

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Tasos


Deja tu comentario