La ruta dorada de Florina

Ninfea

Florina es una de las cuatro provincias que conforman la región de Macedonia Occidental; su paisaje combina planicie y montaña, con altitudes desde 650 metros hasta más de 2.500 en las montañas de los macizos Varnountas y Vernon. La parte baja son las fértiles llanuras de los lagos Prespa, seis espejos de agua, humedal y los tres pantanos de Amyntaio, Florina y Prespa que determinan un microclima particular, suavizando las condiciones frías y húmedas que reinan en la mayor parte de la región.

Es una región predominantemente agrícola pero tiene grandes atractivos como su riqueza patrimonial y natural para conocer a través de múltiples senderos, como este ideal para el otoño, que se desarrolla entre las localidades de Limnochori y Variko.

Limnochori, poco más de trescientos habitantes, a orillas del tranquilo lago Zazari, nos espera con propuestas de turismo activo como cabalgatas, ciclismo de montaña y caminatas; a partir de aquí podemos dirigirnos a los humedales del lago Cheimaditida donde vive la comunidad más grande de porrón pardo en Grecia y continuar hasta Variko, de alrededor de setecientos habitantes.

Otra posibilidad es ir al balnearo Banja, en el camino a una población llamada El Águila, donde existe un Refugio de Osos, desde 1995 en la villa de Nympheo Arcturus, a 1350 metros de altitud, y un Centro de Información sobre el oso, esta especie que se encuentra en peligro de extinción.  La Comunidad de Ninfeo, con sus impresionantes edificios construidos en piedra y metal que constituyenb un conjunto arquitectónico único; ha sido declarada sitio histórico y pertenece a la Red Nacional de Cultura.

Sus características calles empedradas nos llevan a las mansiones de los prósperos comerciantes de Ninfeo, que durante siglos vendieron sus productos de plata desde El Cairo hasta Europa central y occidental. La historia de la comunidad se presenta en el Museo “La casa de oro”; además, aquì funcionó la escuela Nikeios, centro de conferencias de la Universidad Aristóteles de Salónica. Si lo que buscan es el contacto con la naturaleza, en Ninfeo encontrarán distintas opciones de turismo aventura. No dejemos esta villa sin probar los dulces de las cooperativas de mujeres y detenernos un momento a la salida para disfrutar de las panorámicas del Monte Olimpo.

Luego visitaremos Kastoria, el cercano y pintoresco Agrapidia con su Centro de Información para el lupus; cuatro kilómetros más allá, está Sklithro, con su arquitectura tradicional de bloques; sus edificios se agrupan alrededor de la iglesia de San Jorge, del año 1867.  Aún nos falta recorrer Lechovo, como un nido de águila, y Variko, al final de nuestro recorrido, conocida por sus talleres de cestería.

Foto: Wiki Commons



Etiquetas: , , ,

Categorias: Florina


Deja tu comentario