Senderismo de maxima dificultad en el Parnaso

Dipotamas Tithoreas

Este espectacular sendero solamente apto para caminantes muy entrenados, parte de la capilla de Agios Theodoris en Tithorea para llegar, luego de atravesar cuatro kilómetros y medio de montaña, hasta Dipotama y la villa de Troupa. Es uno de los más hermosos y más difíciles de Grecia.

Nos demandará cinco horas de caminata por los montes Parnaso, de las cuales debemos emplear tres para ascender a la montaña y tomar un descanso, y otras dos para el regreso, nos permitirá vivir la verdadera experiencia de montaña en Grecia. Hay que tener en cuenta algunos factores de demora, como por ejemplo dificultades que puedan surgir con las cuerdas o la lentitud que impone el ascenso en grupos, ya que se debe subir de uno en uno, o las secciones resbaladizas de la ruta.

Sin embargo un agradable motivo de retraso es la detención obligada para admirar el paisaje a cuya belleza es imposible sustraerse, como por ejemplo las cascadas de Troupa, un espectáculo natural único en el mundo, o la fascinación del paisaje en otoño con todas las tonalidades posibles del rojo, amarillo y dorado.

La ruta comienza en la pequeña capilla de Agios Theodoris, a la que podemos llegar en vehículo desde Tithorea . El sendero corre paralelo a la carretera forestal en dirección al sur. Tras media hora de caminata llegaremos a la pequeña iglesia de Ai-Yannis, donde se puede ver el camino que conduce de Velitsa a Liakoura.

Encontraremos una gran cisterna de cemento que abastece de agua de riego a la región; justo enfrente, se encuentra la cueva de Ulises Androutsos, héroe de la Independencia Griega, Esta cueva es conocida también como Mavri Troupa, y allí se apostó el comando de Androutsos entre 1822 y 1825. Desde entonces, la cueva de Velitsa adquiere una gran fuerza simbólica, ya que representa el epicentro de la resistencia y la aplicación de ideas innovadoras.

El siguiente tramo es sencillo, corriendo paralelo al acueducto; esta obra se construyó en forma comunitaria, con el trabajo personal de los habitantes de la villa, ya que durante mucho tiempo, era obligatorio que los hombres adultos de los pueblos de montaña contribuyeran a la realización de obras viales, de agua y riego de carácter social.

Otra media hora de caminata y llegamos a Dipotama, punto de confluencia entre los dos arroyos que bajan rugiendo de las empinadas laderas del monte Kalogiros. Este sitio se puede cruzar con relativa tranquilidad en verano o en otoño, cuando el nivel de agua es bajo, pero en invierno y en primavera, cuando arrastran el agua de los deshielos, presenta bastante dificultad.

Foto: Municipalidad de Tithorea



Etiquetas:

Categorias: Sterea Ellada


Comments are closed.