Dos recetas de aperitivos griegos

saganaki queso rebozado

De nuevo volvemos a los aperitivos, mezes o mezedes que se llaman en Grecia, que tanto gustan, y no sólo en este país sino en tantos otros de todo el mundo.

Por supuesto en cada uno de ellos con sus peculiaridades. Así, en los distintos países, tomarán antipasti en Italia, las geniales tapas si están en España, picoteo en Chile o Boca en Costa Rica pero, como decíamos, sea cual sea el nombre estos aperitivos gustan a todo el mundo.

Ahora les dejamos dos recetas de aperitivos griegos con los que podrán sorprender a sus invitados.

  • Saganáki, queso rebozado.

Éste es uno de los mezédes más fáciles de elaborar y está bien rico.

Ingredientes

– 300 gr. de queso (preferiblemente de oveja duro)
– Harina
– 5 cucharadas de aceite de oliva
– 2 limones

Dificultad: fácil

Elaboración

– Cortamos el queso en lonchas que tengan aproximadamente un centímetro de grosor.

– Ponemos el aceite en la sartén para que vaya calentándose y enharinamos las lonchas de queso.

– Las freímos en el aceite por ambos lados y al sacarlas dejamos escurrir sobre papel de cocina.

– Al servir adornamos con los limones cortados en cuartos.

  • Biftéki, albóndigas rellenas de queso feta

Ingredientes

– 250 gr. de carne picada de ternera
– 200 gr. de queso feta
– 1 huevo
– 1 diente de ajo
– 1 cebolla
– Pan rallado
– Sal
– Pimienta negra
– 1 cucharadita de perejil
– Aceite

Dificultad: media

Elaboración

– Salpimentamos la carne y reservamos. Es preferible usar carne picada de ternera pero depende de los gustos individuales.

– Pelamos y picamos, muy pequeñito el ajo y la cebolla y añadimos a la carne mezclando bien.

– Después agregamos también el huevo en crudo y la cucharada de perejil. Se mezclan de nuevo todos los ingredientes.

– Por último añadimos un poquito de pan rallado hasta conseguir una mezcla adecuada. Normalmente es suficiente con un par de cucharadas. También puede sustituirse el pan rallado por una rebanada de pan en remojo previamente escurrido.

– Una vez que veamos que todos los ingredientes se encuentran bien ligados podemos empezar a elaborar las albóndigas. Muy fácil, con las manos enharinadas cogemos un pedacito de masa y formamos bolitas a las que introduciremos queso feta en el interior, del tamaño de una avellana.

– Cuando tengamos todas las albóndigas calentamos aceite de oliva en una sartén, empanamos las albóndigas en pan rallado y freímos por ambos lados hasta que estén doraditas.

El queso se irá derritiendo en su interior y le dará un toque muy sabroso y especial.

Foto vía Flickr

Imprimir

Etiquetas: , ,

Categorias: Gastronomia griega


Comentarios (1)

  1. veronica abouchard dice:

    me gustaria que me mandaran recetas a mi correo electronico.
    gracias

Deja tu comentario