Gastronomía cretense, dieta de los dioses

Chania

Según la mitología griega, néctar y ambrosía eran la bebida y el alimento de los dioses. Algo debe haber de cierto en Creta, una de cuyas mayores contribuciones a la Humanidad es su dieta, que asegura larga vida y buena salud desde hace siglos.

La dieta cretense se basa en los productos de la tierra y se ve enriquecida con hierbas aromáticas; para endulzar se utiliza la miel y los vinos son artesanales o elaborados en casa. Es una dieta que contiene poca carne, aunque en las últimas décadas la han ido incorporando. Toda la isla, y en especial la ciudad de Chania, están centrando su atención en la recuperación y actualización de las costumbres alimenticias del pasado y los métodos artesanales de cultivo para conseguir productos de excelente calidad, a partir de la estimulación de la bioagricultura y las buenas prácticas ambientales.

La base de la dieta mediterránea es el aceite de oliva: virgen, de excelente calidad y sin agregados, es beneficioso para el corazón y para el buen funcionamiento de todos los órganos. La cultura del vino que tiene más de cuatro mil años en Creta, ofrece vinos armónicos con el clima de la isla que contienen alto grado de antiácidos.

Otros productos de la tierra en Creta son los cítricos, castañas y pistachos. Por otra parte, un papel protagonista juegan las hierbas aromáticas, de uso culinario y terapéutico que se emplean en la preparación de medicinas alternativas, comidas y bebidas.

Si bien la leche no es muy importante en la alimentación cretense sí lo son los quesos de cabra, que se consumen en grandes cantidades y muchas variedades. La miel proviene del néctar natural de flores de la región y toda la elaboración se hace por métodos naturales y artesanales.

La cultura gastronómica de Creta viene desde los tiempos más remotos. Pero los hallazgos arqueológicos muestran que ya en la época minoica tenía casi las mismas características que en la actualidad, llegando a conformar un verdadero patrimonio cultural del que los cretenses se sienten muy orgullosos.

Así pues, si vamos a Chania no podemos abandornarla sin disfrutar de todos los aromas y sabores de su gastronomía: dako, caracoles bumburitus, staka, los quesos, kalchiunia, ajinosalata (ensalada de erizos), kakavia (sopa de pescado), dopio rifi (cabra) y conejo, muy bien acompañados por los vinos de Creta y, para finalizar, una copita de la digestiva Chikudia (raki) o el licor “Eronta” que se bebe caliente.

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Creta, Gastronomia griega


Deja tu comentario