Anteo, el gigante mitologico

Heracles y Anteo

Para la mitología griega, Anteo fue un temible gigante. Hijo del dios del océano, Poseidón, y Gea, la Tierra. Quizás más conocido gracias a la obra de Dante, La Divina Comedia, donde se cuenta que el noveno y último círculo del infierno, destinado a los traidores, es guardado por Anteo, quien lleva a los poetas al fondo de éste. Pero veamos quién fue Anteo.

El mito cuenta que Anteo habitaba en los desiertos de Libia, más específicamente, en la región de Irasa, donde los griegos instalaron cinco colonias. También se dice que fundó la ciudad de Tingis en el estrecho de Gibraltar, hoy conocida como Tánger, en el norte de Marruecos. Tingis era el nombre de su esposa, aunque otras versiones dicen que fue su hijo Sufax fue construyó la ciudad en memoria de su madre.

Anteo tenía fama de ser violento y celoso. Le había prometido a su padre, Poseidón, construir un templo con cráneos humanos en su honor. Así, el gigante desafiaba a cualquiera que atravesaba sus dominios y acababa asesinándolo, para luego usar sus huesos como materiales de construcción. Anteo siempre ganaba cualquier pelea ya que su madre Gea lo ayudaba, recobrándole las fuerzas cada vez que él caía y tocaba la tierra. Hasta que un día, se enfrentó con el poderoso semidios Heracles. Se dice que éste derribó a Anteo tres veces, aunque inútilmente ya que al tocarla tierra, volvía a levantarse.

Sin embargo, Heracles, además de fuerte, era inteligente, y advirtió lo que sucedía. Por lo que tomó fuertemente a Anteo de la cintura y lo elevó en sus brazos para que no pudiera tocar la tierra. De ese modo, ejerció sobre él su increíble fuerza y lo asfixió. Según Plutarco, una vez muerto Anteo, Heracles se juntó con Tingis y de esa unión pudo haber nacido Sufax.

Finalmente, Anteo fue sepultado en la ciudad de Tingis que había fundado él (o su hijo) bajo un montículo de tierra con la forma de un hombre tumbado. Una leyenda contaba que si se retiraba tierra de su tumba, comenzaría a llover sin fin hasta que el agujero fuese tapado, quizás como símbolo de la unión de sus padres Poseidón y Gea (las aguas y la tierra) en un deseo de devolverle la vida.

Foto vía: museodelprado



Etiquetas: , ,

Categorias: Mitologia griega


Comentarios (4)

  1. jesica dice:

    hola muy bueno el informe pero yo lo kiero copiar y no se puede xk??

  2. vane dice:

    por que no lo puedo copiar… seria una desgracia con un travajo tan manificó
    saludos desde el corazón
    vane

  3. Manuel Hernandez dice:

    Muy completa la informacion que ofrecen. Gracias

  4. Klaus dice:

    Guarden la página en pdf y ya.