Leonidio, un pueblo en el Peloponeso

El Monasterio de Elona

Típico pueblo portuario de Grecia, Leonidio es un destino que deslumbra por su belleza natural. Situado en la garganta del río Badron y rodeado por altísimos acantilados, combina la frescura de las aguas con la aventura de las montañas. Hogar de una pieza arquitectónica sorprendente, este asentamiento del Peloponeso es ideal para disfrutar de unas vacaciones fuera de lo común.

El puerto de Plaka, a 4 kilómetros de Leonidio, es un paraje turístico que también recibe pequeños botes pesqueros. Tabernas y bares típicos de Grecia se extienden junto a la costa, y brindan una excelente oportunidad para entrar en contacto con las tradiciones más arraigadas.

Sin dudas, la hora de comer nos conduce automáticamente a Plaka. Las mesas al aire libre permiten disfrutar de las encantadoras vistas naturales y del constante movimiento del puerto. Un delicioso plato de pescado, preparado a la manera típica de la gastronomía griega, es un gusto que no nos podemos negar.

La principal visita de Leonidio es probablemente el Monasterio de Elona. Excavado en una cara de los acantilados que pertenecen a la garganta de Badron, constituye un espectáculo sin igual. Blanca y pura en las alturas, parece iluminar el cielo con sus intrincados muros.

Las fechas correspondientes a la Semana Santa son una época muy especial para visitar Leonidio. Las celebraciones de las Pascuas son un evento difícil de comparar por su colorido. Numerosos globos aerostáticos remontan vuelo y se dejan llevar por la corriente, mientras los turistas y los habitantes locales disfrutan desde el suelo o desde las alturas.

A pesar del gran desarrollo del turismo, la agricultura no deja de jugar un rol importante en Leonidio. Por ello, durante buena parte del año, las tierras se ven teñidas de naranja y verde, gracias a las plantaciones de naranjos y olivos que además perfuman el aire de una manera encantadora.

Foto Vía: Dream it, Do it



Etiquetas: ,

Categorias: Arcadia


Deja tu comentario