Turismo curativo en Grecia

Centro de Talasoterapia

Centro de Talasoterapia

Los destinos naturales de Grecia –tanto los ubicados en el continente como los que brillan bajo el sol de sus islas– son muy codiciados por su belleza y por las múltiples actividades que allí pueden realizarse. Sin embargo, un lado poco conocido de estas zonas es la gran oferta de terapias alternativas beneficiosas para la salud, y ahora mismo exploraremos algunas de ellas.

Las fuentes de aguas termales son muy comunes en Grecia. Las más famosas son las de Ikaria y Eubea, islas del Egeo, y las de Mesolongi, en Grecia central. La temperatura y el alto grado de concentración de minerales que poseen esta aguas son los motivos que las hacen tan adecuadas para tratar afecciones como la artritis y el reumatismo.

La hidroterapia incluye muchos tipos de tratamiento:

  • los baños y las duchas;
  • los masajes, en los que la presión del agua relaja los músculos y alcanza con mayor fuerza las articulaciones;
  • la hidrokinesioterapia, que combina el baño con movimientos específicos indicados por profesionales de la salud;
  • el tratamiento con barro, durante el cual se aplica barro en las zonas afectadas y se deja secar;
  • la hidroterapia interna, que consta de beber las aguas minerales e inhalar el vapor de las fuentes termales.

En los últimos tiempos se ha desarrollado un tipo especial de hidroterapia, la talasoterapia. Se trata de un método terapéutico con eje en el medio marino. Las aguas y los agentes utilizados para estas prácticas se recogen mar adentro, lejos de la costa, para garantizar su pureza, y luego son depurados y esterilizados.

Los tratamientos incluyen el uso de agua marina, algas y barro, y sus beneficios son muy variados. Tienen efectos analgésicos, contribuyen a mejorar enfermedades crónicas del aparato locomotor como reuma y osteoporosis, proporcionan beneficios al sistema circulatorio periférico y al sistema respiratorio, además de ser muy indicados para patologías musculares, dermatológicas y ginecológicas.

Desde ya, el estrés, el insomnio y otras afecciones psíquicas responden muy bien a estos procesos, que se desarrollan en escenarios paradisíacos y con el cuidado de especialistas. Las playas, la brisa y el sol son un factor para nada despreciable de cada uno de los tratamientos.

Foto Vía: isidro

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Grecia


Deja tu comentario