Descubrir la hermosa garganta de Víkos

Garganta Vikos

Además de ser el destino perfecto para los aficionados a la historia y al mar, el territorio heleno es también una magnífica opción para quienes deseen disfrutar del senderismo.

Entre los muchos parajes que permiten practicar este deporte, uno de los más destacados y pintorescos se enmarca en el corazón de la Grecia continental: la garganta de Víkos. Para muchos, recorrer este lugar significa realizar la mejor excursión de todo el país.

Excavado por el curso del río Voïdomátis, este enclave se despliega entre escarpadas paredes de roca caliza que alcanzan una profundidad de 915 m. A su vez, la garganta cruza el bello Parque Nacional de Víkoos-Aóos, poseedor de una superficie de 12.600 hectáreas y creado en 1975. El lugar da cabida a algunas de las especies más emblemáticas de los Balcanes, como los osos o los jabalíes.

La ruta, indicada con hitos y señales, discurre a través del empedrado fondo del barranco, antes de que empiece la ascensión. La subida tiene lugar entre hayedos, castañares y bosques de arces, que brindan al visitante una de las estampas más mágicas de Grecia. Durante el trayecto, es habitual avistar algunas aves carroñeras (como el buitre egipcio), así como diversos reptiles (entre ellos, lagartos y tortugas).

Quines opten por este destino, no deben dejar de admirar el precioso pueblo de Megálo Papigko, que se alza sobre la cota 950), bajo los acantilados de Pyrgi. Asimismo, tampoco hay que pasar por alto los sugerentes miradores de Oxiá y Mpelóï, sitos uno frente al otro.

Para llegar hasta allí, se puede tomar una carretera desde Monodéndri, otro punto que no hay que obviar. Desde allí, el viajero podrá disfrutar de unas magníficas vistas panorámicas sobre la garganta. Además, éste suele ser uno de los lugares más recurrentes para iniciar la excursión. Sin ir más lejos, el camino está señalizado desde la iglesia, en la plaza baja.

Foto vía: Foto Popular

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Ioannina


Deja tu comentario