Palacio de San Miguel y San Jorge, en Corfú

Palacio de San Miguel y San Jorge

Este blog vuelve a adentrarse en la seductora Corfú, la más septentrional de las principales islas griegas. Allí, en su sorprendente capital, Ciudad de Corfú, se eleva un reclamo monumental que no hay que dejar de visitar: el Palacio de San Miguel y San Jorge (o Palaia Anaktora, en lengua local),  situado en el extremo norte de la famosa Explanada del municipio.

Además de constituir una magnífica herencia monumental del período de ocupación británica, este señorial edificio alberga numerosos alicientes que serán del agrado del recién llegado.

Erigido entre 1819 y 1824, coincidiendo con el mandato del alto comisionado Sir Thomas Maitland, el palacio albergó la sede oficial del protectorado inglés. Asimismo, fue el primer edificio de estilo neoclásico que se construyó en la Grecia moderna. Desde 1864 —año en que Corfú pasó a manos de la administración helena— y hasta la Segunda Guerra Mundial, el recinto hizo las veces de residencia real. Además, fue uno de los pocos edificios que se salvaron de los bombardeos de la aviación italiana durante la contienda.

En el interior de las dependencias palaciegas, llama poderosamente la atención la rotonda del primer piso, que exhibe un bello techo abovedado en tonos azules y dorados. Igualmente imponentes resultan sus muros, salpicados de hornacinas, paneles de cristal y puertas de caoba.

No obstante, su mayor reclamo es el Museo de Arte Asiático, que ocupa diversas salas. En ellas, puede admirarse una soberbia colección de arte oriental iniciada en 1927 y que consta de 10.500 piezas. A través de las mismas, se puede efectuar un sugerente recorrido por el arte y la cultura de países tan emblemáticos como China (incluyendo el área del Tíbet), Japón, Nepal, Corea y Tailandia. A su vez, también se exhiben otras antigüedades de interés, como los mosaicos de la primitiva basílica paleocristiana de Palaiopolis.

Frente al palacio, se alza una estatua del que fue el segundo alto comisionado, Frederick Adam.

Seguro que tu crucero tienen como puerto de escala esta isla de Corfú. Si es así, el Palacio de San Miguel y San Jorge es, como veis, una visita imprescindible.

Foto vía: Corfu Tourism

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Corfú


Deja tu comentario