Bellas playas del norte de Pieria

Playa Methoni

Pieria, en Macedonia, es un lugar de incalculable belleza. Custodiada por los montes Olimpo y Titaros y la cordillera de Pieria, sus costas y humedales forman ecosistemas perfectos; es uno de los grandes ambientes naturales de Grecia, de gran riqueza ecológica y estética.

Precisamente su franja costera de más de 70 Km. de extensión entre Nea Pori y Metone, bordea el Monte Olimpo y los humedales que rodean la desembocadura del río Aliakmon. Está formada por amplias playas de naturaleza virgen, algunas pedregosas, otras de arenas doradas, todas conduciendo a las cálidas aguas del mar azul. Cosmopolitas y con una animada vida nocturna, esperan a sus visitantes con opciones turísticas para todos los gustos.

Las playas de la zona norte de Pieria, a partir de Metone o Methoni, se encuentran a lo largo de la bahía. Allí está la playa de Nea Agathoupoli, que cuenta con un Centro de Información Turística y un Centro de Interpretación sobre el delta del río Aliakmon.

Allí podrán informarse también acerca de los campings y lugares donde quedarse. La playa está bordeada de los típicos restaurantes típicos de pescado, cuyo consumo junto con los moluscos y pulpos, es uno de los secretos de la vitalidad y longevidad griegas. Se encuentra a 26 Km. de Katerinila capital y es muy fácil llegar por la carretera E75, el antiguo Camino Nacional de Salónica a Katerini y la carretera costera que la conecta la playa Olímpica.

Otra playa al norte es Makrigialos. Galardonada con la Bandera Azul de la Unión Europea, es también un pueblo costero habitado desde el año 5000 antes de nuestra era. Está bordeado de montañas y regala hermosas vistas del Golfo de Salónica. Makrigialos alberga uno de los más importantes cultivos de mejillones de alta calidad; de hecho, es la mayor productora de estos mejillones en Grecia. Está a 22 Km. de Katerini y podrán acceder por las mismas rutas que para llegar a Nea Agathoupoli.

Otras tres playas al norte son la atractiva Agios Giannis de arenas doradas y paisaje tranquilo, Pydna a poca distancia de la ciudad antigua y las ruinas del Castillo Bizantino, y Koutsouro, tranquila y aislada. Todas estas playas cuentan con hoteles y apartamentos en las cercanías y están bordeadas de tabernas de pescado y las tradicionales “ouzeries”, pequeños restaurantes o bares donde se sirve el ouzo, la típica bebida destilada de la región, que se debe saborear acompañada de bocadillos como mezedes, taramasalata, huevos, aceitunas y porciones de pescado.

Foto: vía Wikimedia

Imprimir

Etiquetas: , ,

Categorias: Macedonia


Deja tu comentario