Malia, precioso destino turístico en Creta

Malia

Malia es una pequeña ciudad de historia milenaria; se encuentra en la isla de Creta, a lo largo de la costa norte, y es actualmente uno de los más dinámicos destinos turísticos.  Con sus playas de arena dorada y vibrante vida nocturna, Malia es también un lugar maravilloso para los enamorados de la cultura, los paisajes y los pequeños pueblos griegos. Además, debido a su ubicación central y su buena infraestructura turística, Malia es la ciudad ideal para quedarse y conocer los principales tesoros de la isla.

Cabecera del municipio del mismo nombre y con poco más de 6000 habitantes, el turismo a convertido a Malia en una ciudad animada y cosmopolita, atrayendo trabajadores de distintos puntos de la isla, de Grecia y de todos los Balcanes.

De hecho el turismo es la principal actividad del municipio, cuyos habitantes se dedican también a la agricultura; si algo les resulta familiar, es porque de aquí provienen las famosas mini-bananas Cavendish, que se cultivan en mini-invernaderos que abarcan 50 ha. produciendo la más pequeña, dulce y sabrosa banana que hayan probado.

En la antigüedad Malia, con su ubicación estratégica entre tres continentes, fue un importante puerto y centro comercial, poderosa política y económicamente; los restos de un palacio único revelan su glorioso pasado durante la civilización minoica. Aquí se encontraron las famosas abejas de Malia, colgantes de oro descubiertos durante las excavaciones, que forman parte del llamado Tesoro de Egina.

Para saberlo todo acerca de Malia, lo mejor es comenzar por su centro histórico, con sus callejuelas laberínticas y estructuras como el “períptero”, un pequeño kiosko color crema en el pequeño y acogedor pueblo de Dimitrios Áyios.

Allí se encuentra la Escuela de Niñas “Parthenaghoyío”, de comienzos del siglo XX, funcionó hasta 1970 y actualmente, completamente restaurada, es un hogar de ancianos. Destaca también el Monumento a los Héroes de Guerra, que son homenajeados en marzo y octubre de cada año. El monumento se halla en la entrada oeste de la ciudad.

Interesará al visitante saber que hasta la década del 60 del siglo pasado Malia no tenía agua corriente y el agua llegaba a la ciudad a través de cinco pozos en el pueblo; uno de estos, restaurado, ha recuperado su aspecto original y es una de las más hermosas reliquias de la ciudad.

Queda mucho en el tintero, como las iglesias bizantinas, pero les dedicaremos nuestro próximo recorrido.
Es muy fácil llegar a Malia por aire o por agua. Los vuelos los dejarán en el Aeropuerto de Heraklion, a 30 Km. de la ciudad. Si prefieren navegar, encontrarán ferries y cruceros regulares desde el Pireo, al que pueden llegar también desde Italia.

Foto: vía WikiCommons



Etiquetas: , ,

Categorias: Creta


Deja tu comentario