Iglesias bizantinas de Malia

Iglesia Bizantina

Malia es una ciudad y municipio en la costa norte de Creta; se formó a partir de la unión de cuatro aldeas: Malia y Stalis en la costa, y Krassi y Mohos en la montaña.

Actualmente se revela como un vibrante destino turístico, con Malia su capital, sus playas, paisajes, pueblos salpicados entre la costa y la montaña, ubicación central y buena infraestructura. Un recorrido por su centro histórico nos revelará la mayor parte de su historia, pero uno de sus principales atractivos son las iglesias bizantinas que hoy vamos a recorrer.

Iglesia de Dimitrios Áyios, patrono de Malia
Fue construida a fines del siglo XIX sobre una antigua iglesia y a su vez un viejo cementerio. Sorprenden sus íconos, que no son precisamente bizantinos sino de la escuela rusa, con su perspectiva tridimensional y decorados con oro.

Iglesia de Panayia Ghalathianí
Es la más antigua de Malia y se construyó en diferentes períodos. La nave es del siglo XV y albergan los más bellos murales del templo; en el siglo XVII bajo la dominación turca se había convertido en un establo, pero a comienzos del siglo XIX fue restaurada y se agregaron nuevas estructuras, como la nave sur dedicada a San Haralambos y el campanario. Su nombre significa “Hecho con leche” y se refiere a que en el siglo XV el los pastores donaron la leche de sus vacas para hacer el barro con que se construyó.

Iglesia de Áyios Nektarios
Construida en la década de 1970, está dedicada a la Virgen María y cubierta de arriba a abajo con pinturas murales de Michalis Vassilakis, el más famoso pintor contemporáneo de Creta.

Iglesias de Ioannis Áyios y Ayios Yeoryios
Las iglesias de Ayios Ioannis y Áyios Yeóryios son del período veneciano y están abiertas al público sólo en ocasiones especiales, como Semana Santa.

Iglesia de Áyios Ioannis en Stalis
Esta iglesia data de principios del siglo XVII; alberga preciosos íconos, y era mencionada en los mapas venecianos de la Bahía de Malia. Actualmente es el punto focal de la localidad de Stalis, un lugar que vale la pena visitar: a sólo 20 minutos a pie de Malia, más silenciosa y tranquila, cuenta sin embargo con muchos bares y restaurantes de playa y es un lugar ideal para el descanso y la relajación.

Si llegan entre agosto y octubre podrán ver florecer en las playas el narciso de mar (Pancratium maritimum), una planta perenne de hojas gruesas y planas, en forma de cintas, de 2 a 4 cm. de ancho. Sus grandes y perfumadas flores inspiraron a los minoicos sus bellos murales.

Foto: CanadaGood



Etiquetas: ,

Categorias: Creta


Comments are closed.