El Parque Nacional Tilos, en el Dodecaneso

Parque Nacional Tilos

Tilos es una isla relativamente poco conocida, alejada de las rutas tradicionales del turismo. Se encuentra a 65 Km. al noroeste de Rodas, forma parte del grupo del Dodecaneso en el Egeo y se encuentra en el este de la región, al sur de Grecia.

Los viajeros que decidan visitarla encontrarán aquí un magnífico entorno natural, que sorprende por la variedad y colorido de las raras flores silvestres que cubren los campos y laderas y que exhiben su belleza casi todo el año. Ideal para los amantes de la naturaleza y los que buscan la tranquilidad de las playas solitarias en las que no hay más que hacer que tomar sol y ver pasar el día.

En el pasado más remoto, cuando el paisaje era muy diferente al actual, la isla estuvo habitada por raros animales, como unos elefantes enanos cuyos huesos fosilizados se encuentran en el Museo de Megalo Horio; más adelante se registra la presencia humana con objetos que datan del año 4600 antes de nuestra era.

Tilos fue durante mucho tiempo un paraíso para los cazadores furtivos pues no había ninguna regulación; llegaban más de trescientos cazadores por año. Actualmente la caza no está permitida y Tilos es considerada un verdadero refugio natural para la fauna silvestre que puede vivir y reproducirse en un pacífico y bello entorno.

Seis mil quinientas hectáreas de la isla de Tilos, más los islotes de Antitilos, Pelekousa, Gaidouronisi, Giakoumi, Agios Andreas, Prasouda y Nisi y dieciséis islotes deshabitados, fueron declarados en el año 2003 Parque Nacional.

Es un privilegiado espacio natural compuesto por dieciséis tipos diferentes de ecosistemas o biotopos ecológicamente equilibrados entre ellos, que son el hogar de más de cuatrocientas especies de plantas y cien de aves.

De hecho, la isla ha sido declarada Zona Especial Protección para las Aves y fue incluida en la red europea Natura 2000. En primavera, en otoño y en invierno, flores silvestres de vivos colores salpican las praderas de costas y montañas creando un verdadero lienzo artístico; en verano se cubre de tonalidades verdes y doradas.

Es un parque de importancia internacional, ya que es el hogar permanente de aves rapaces europeas y migratorias que hacen aquí una escala entre África y Europa. Su paisaje es montañoso, con amplios acantilados de piedra caliza e inestables dunas de arena, y entre sus habitantes más particulares se encuentran 28 especies de orquídeas de las cuales 8 son clasificadas como raras.

Regado por una red de agua dulce a partir de manantiales subterráneos, aquí hay también una colonia de la foca Monachus monachus que se encuentra en peligro de extinción, y también representantes de la familia de tortugas Caretta caretta, otra especie protegida.

Fotos: Municipalidad de Tilos

Imprimir

Etiquetas: , ,

Categorias: Dodecaneso, Parques Naturales


Deja tu comentario