Turismo volcánico en Methana

antigua-methana

La Península de Methana está ubicada al sur del golfo Sarónico y unida al Peloponeso por un istmo de piedra caliza de 300 metros de ancho. En realidad, la península es una estructura volcánica formada por una placa tectónica que cubre cuarenta kilómetros cuadrados. La actividad volcánica más antigua se remonta a los tiempos del Pleistoceno, mientras que la más reciente se produjo poco menos de trescientos años antes de nuestra era, ¡y la lava todavía brota de algunas grietas!

En aquél entonces, la tremenda erupción provocó ríos de lava que corrieron desde el centro de la Península hacia el mar, arrastrando hacia el fondo la antigua Methana, y aunque según los especialistas, el riesgo de una nueva erupción es pequeño, la actividad volcánica  se manifiesta en forma de vapor y manantiales de aguas termales y minerales.

Se han localizado treinta cráteres en toda la península, algunos de los cuales se encuentran a más de setecientos metros sobre el nivel del mar, como Hiroma de Boukor, en Kounoupitsa, a 716 metros, o, Pikesa, Profeta Elías y Helona, que alcanza los 740 metros, en Makrilogos.

Esta pintoresca y estremecedora belleza hace de la península un lugar lleno de magia, pues además de su patrimonio natural posee monumentos históricos y religiosos y lugares para realizar deportes de agua o simplemente disfrutar de la playa y la frescura de los bosques de pinos.

Comencemos nuestro recorrido por el puerto natural de Methana, que tiene una pequeña y hermosa isla, ideal para paseos románticos al atardecer o a la luz de la luna; frente a la ciudad hay un lago de color azul profundo, debido al contenido en azufre de sus aguas termo-metálicas, y el lado norte está bordeado de bosques que llegan hasta el mar en la playa de Limiona.

Los entusiastas del senderismo podrán disfrutar de caminatas por las laderas de las montañas, cubiertas de hierbas aromáticas y medicinales; si prefieren la pesca podrán probar suerte en los pesqueros de la zona y luego pasar por alguna de las tabernas de pescado de la playa donde podrá preparar su propio plato.

Una experiencia inolvidable es el ascenso al cráter del volcán principal, Kammeni Hora, con sus bordes de lava roja y la aldea construida en una posición imposible, con dos cráteres más pequeños en el lado noreste, y cuya cima estremece al viajero con la inmensidad oceánica del Sarónico.

Queda mucho en el tintero, como los antiguos baños bizantinos excavados en la roca y la casa de baños romana,  las ruinas arqueológicas, monasterios e iglesias bizantinas y modernas, pero para completar la experiencia volcánica, les recomendamos la noche de Methana, brillante y alegre, con bares al aire libre y clubs de música griega e internacional.

Foto: Methana



Etiquetas: , ,

Categorias: Peloponeso


Deja tu comentario