Dirfys, hospitalidad, historia y naturaleza

Dirfys

Dirfys, una región formada por catorce pueblos entre la montaña y el mar, rodeados de hermosa vegetación y que albergan numerosos monumentos bizantinos, es el destino ideal para los amigos de la naturaleza y la historia, ya que encontraremos torres y asentamientos medievales como el de Pournia, y magníficos paisajes entre las montañas Mavrovouni y Olimpo.

Estamos en magnífica isla de Eubea, al pie del monte Dirfys, el más alto de la isla, donde también nos esperan bonitas playas, tabernas y cafés cerca de los bosques.

Esta región estuvo poblada desde la más remota antigüedad; sus orígenes se pierden en la noche de los tiempos, pero las excavaciones arqueológicas han revelado grandes asentamientos desde la prehistoria, inclusive fósiles de hasta tres millones de años de antigüedad, cuando el clima era tropical y los grandes hervíboros deambulaban por las praderas. Mucho más jóvenes son los raspadores y herramientas de piedra, que sólo tienen entre 100.000 a 35.000 años.

Hay muchísimo para ver y hacer en la región de Dirfys, además de disfrutar de la hospitalidad de su pueblo, que es dueño un particular sentido del humor, sello de identidad de la región.  Costumbres, historia, memoria, patrimonio, forma típica de hablar, pequeños hábitos diarios y deliciosos que transformarán el recorrido por los catorce pueblos en un paseo inolvidable.

Ideal para una escapada de fin de semana o un viaje corto, la ciudad de Dirfys nos espera como punto de partida para conocer toda la región, no sin antes recorrer sus callejuelas empedradas salpicadas de fuentes de agua pura y su tradicional arquitectura popular que se expresa en los frentes de piedra y ventanas de colores de sus pequeñas casitas. Llamará la atención del viajero, en algunos lugares, que las viviendas parecen pegadas unas a otras; es que entre todas las casas se conformaba un largo muro para defenderse de las agresiones.

En  Dirfys y en todas las aldeas encontrarán pintorescos cafés y restaurantes de pescado;  inclusive algunas iglesias tienen mesas instaladas en el patio para que los visitantes puedan hacer su propio picnic.  Si la idea es quedarse, encontrarán algunos apartamentos y hoteles bastante buenos en Dirfys y algo de entretenimiento como cafés con buena música y románticos lugares para caminatas nocturnas.

Es muy fácil llegar ya que estamos a sólo 100 Km. de Atenas; desde Calcídica o Chalkis deben buscar la carretera en dirección a Artaki a través del  nuevo puente.  También es posible llegar en tren o en autobuses interurbanos que salen desde Chalkis.

Foto: Vía Panoramio – Tasos K.



Categorias: Grecia


Deja tu comentario