Cultura popular y gastronómica en Morfovouni

Morfovouni

El distrito de Agrafa se encuentra en prefectura de Evritania; es un lugar de extraña belleza, con paisajes difíciles de encontrar en otros lugares de Grecia; por ejemplo, aquí podemos encontrar la sorprendente combinación de cumbres nevadas y laderas cubiertas de bosques de abetos, belleza natural que se complementa con un impresionante patrimonio monumental y cultural.

Surcada por el río Agrafiotikos, que con sus 58 Km. de largo nace y muere en Evritania, hay mucho para ver y hacer en esta localidad de la Grecia Central formada por pequeñas aldeas como Krioneri, Morfovouni que es la antigua Vounesi y otros. Precisamente ésta última es la que les invitamos a conocer hoy.

Recostado sobre una pendiente, con la vasta llanura de Tesalia a sus pies, el pueblo de Morfovouni cuenta entre otros orgullos con ser la cuna de los padres del héroe de la Independencia, fundador de la Primera República Helénica y tres veces Primer Ministro de Grecia Nicolaos Plastiras, que vivió entre el 4 de noviembre de 1883 y el 26 de julio de 1953. Fue conocido como «El jinete negro» y había nacido en Karditsa. En su honor, una represa y lago artificial lleva su nombre.

Morfovouni, a 25 Km. al oeste de la sede de la prefectura de Karditsa, en el lado norte del lago artificial Plastiras, se encuentra a una altitud de 820 metros. Esta posición privilegiada le permite disfrutar siempre de aire fresco en la plaza principal del pueblo, rodeada de estrechas callejuelas, con típicas cafeterías y tabernas en las que se puede saborear un delicioso tsipouro y el auténtico vino del pueblo de Moschato.

Está habitada aproximadamente por veinte familias que nos esperan con su tradicional hospitalidad y las delicias de la gastronomía local, como embutidos con puerros y unas tartas caseras llamadas «badgines» que solamente se consiguen aquí.

Si la idea es quedarse, encontrarán hoteles tradicionales a la orilla del lago o en la villa, que siguen el estilo arquitectónico local, sencillo y austero pero con todas las comodidades como para una estancia inolvidable. La mayoría tiene vistas hacia el lago o la montaña, en esta ciudad que es una de las más bonitas e históricas y ubicadas a mayor altitud de la región, rodeada de naturaleza casi virgen.

Si llegan a Moufvoni en Semana Santa, podrán disfrutar de las hogueras de cedro que se encienden en la plaza, un espectáculo deslumbrante; el domingo de Pascua por la tarde, se baila la danza «diplos» o danza del amor, con especial participación de los jóvenes, y el lunes se revive una antigua y casi perdida costumbre religiosa conocida como Signa.

Foto: Vía Panoramio

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Evritania


Deja tu comentario