Las tres pequeñas islas Diapontias

Athraki

Estas tres islas llamadas las Diapontias, forman parte del grupo de las Jónicas. Sus nombres son: Othoni, Erikoussa y Mathraki, y el conjunto se completa con islotes rocosos deshabitados. Ocupan en total 1500 hectáreas y apenas se elevan sobre el nivel del mar, ya que la altitud varía entre 0 y 393 metros.  S

us habitantes se dedican principalmente a la agricultura, la pesca y el turismo; el paisaje combina llanuras cultivadas, playas, acantiladosy pequeños valles verdes.

Estas pequeñas islas al norte de Kerkyra son ideales para los turistas que buscan unas vacaciones tranquilas, disfrutar de la naturaleza, la compañía de sus habitantes sencillos y hospitalarios, buen vino y pescado fresco.  Son un verdadero paraíso en miniatura, accesibles por agua desde Corfú o Sidari, dotadas por la Naturaleza de una belleza única.

Ereikousa es una isla verde, los cipreses llegan hasta la playa y brindan su sombra a los bañistas. Estas playas son ideales para la natación y deportes náuticos; su principal asentamiento es Porto, donde se encuentra el pequeño puerto y playa. Muy bien organizado para los turistas, tiene hotel y habitaciones. Aquí debemos visitar el viejo molino de viento que domina la cima de la colina sobre Porto, iglesias y sitios bizantinos. Lo mejor es ir a nadar a Bragkini, una espléndida playa arbolada.

Othonoi es la mayor de las tres islas y la más alejada de Corfú; en cambio está muy cerca de la costa de Albania. Esta isla es realmente impresionante, con rocas y cuevas que son un imán para los buceadores y amantes de los paseos en barco. La leyenda de Othoni se identifica con la ninfa Calipso que mantuvo prisionero a Odiseo durante siete años; esta leyenda es alimentada por la cueva de Calypso, uno de los principales atractivos de la isla. Posee un puerto para embarcaciones de paseo.

Mathraki es la más pequeña y más meridional de las tres islas, con sus 3 Km2 de superficie, ubicada a 10 Km. de Corfú. Sus primeros pobladores provenían de Othoni y Paxon; posee un pequeño puerto, y minúsculas aldeas pintorescas como Bennati, Geatika y Karagkioulatika. Un lugar para visitar es el antiguo puerto de Kontolaka, pero lo mejor en esta isla es la tranquilidad y disfrute de la naturaleza, nadando en las aguas cristalinas y azul profundo del Mar Jónico y dejando que la vista se llene del verde de los árboles. El lugar emblemático de la isla son dos grandes rocas que se levantan en medio del mar. Según la leyenda, son barcos que intentaron atacar la isla y resultaron petrificados.

Foto: vía Panoramio

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Islas Jonicas


Deja tu comentario