La isla de Othoni, paradisiaca prision de Odiseo

Othoni

Esta isla ubicada a pocas millas de Corfú, mantiene intacto el encanto de lejos del turismo de masas tradicional, donde reinan la naturaleza, el mar y la relajación.

Pertenece al grupo de las Islas Diapontes, dentro de las Jónicas, en la Prefectura de Kerkyra;es el extremo más occidental de Grecia, con una superficie de 10,8 kilómetros cuadrados y aunque administrativamente pertenece al municipio de Corfú, se encuentra a sólo 43 millas del Cabo de Otranto, en Italia.

Su paisaje es principalmente montañoso, con abundantes olivares, hermosas playas y trece pequeños pueblos dispersos por toda la isla. Realmente el tiempo se detuvo en Othoni pues aquí todavía se hacen las cosas en forma artesanal y se vive una especial relación entre los hombres y la Naturaleza.  En Othoni podemos recorrer los senderos de montaña, que nos llevarán hacia las aldeas con sus ruinas y monasterios cuyos habitantes nos contarán con orgullo la historia del lugar.

Para descubrir la singularidad de esta isla, será necesario valorar cada momento que se pasa en ella y compartir la vida de sus habitantes, dedicados al cultivo y cosecha de frutos de esta tierra generosa, la cría de animales y la pesca.

Lugares para visitar: La Cueva de Calypso, donde, según la leyenda, Odiseo o Ulises fue encantado y estuvo prisionero varios años; para llegar, se debe alquilar un bote en la Bahía de Amnos.  La Bahía de Amnos, en la costa sur de la isla, con sus playas y dos puertos deportivos que acogen yates de todo el Mediterráneo cada verano. Los yacimientos arqueológicos que nos permitirán conocer la fascinante historia de la Isla.

Cosas para hacer: disfrutar de las inolvidables puestas de sol.

Cómo llegar: por aire desde el Aeropuerto de Kapodistrias y continuando el viaje por mar. Desde Corfú con hidroaviones desde el aeropuerto de Brindisi. Por mar: en aliscafo o ferry desde Corfú, desde distintos puntos europeos en ferry o hidroplano hasta Corfú y de allí el aliscafo. Desde Brindisi, Otranto y Santa Maria di Leuca: en velero o lanchas a motor.

Antes de partir detengámonos un momento en la Cueva de Calypso: ubicada a lo largo de la costa occidental de la isla de Othoni, es una pintoresca cueva de 100 metros de largo y 20 metros de altura. Aquí la ninfa Calypso, hija de Atlas, mantuvo prisionero a Ulises durante siete años, y aunque le ofreció la inmortalidad si se quedaba con ella, Odiseo la rechazó y continuó su viaje.

Foto: Galazio



Etiquetas:

Categorias: Islas Jonicas


Comments are closed.