El Jardín Botánico de los Balcanes, en Kilkis

Kroussia

El Jardín Botánico de los Balcanes, en las montañas de Kroussia, es una preciosa joya engarzada en las montañas; es el Jardín Botánico más pequeño de Grecia, y ayuda a preservar la biodiversidad y el patrimonio natural de las regiones vecinas. Creado sobre un bosque de robles, alberga 5.700 especies de plantas de las cuales 741 son autóctonas y 263 se consideran raras o en peligro de extinción.

Ubicado a sólo 70 Km. de Tesalónica, forma un notable conjunto ecoturístico con los lagos de Kerkini y Doirani y el yacimiento arqueológico de Palatiano.

El patrimonio vegetal de Grecia es uno de los más ricos de Europa, y este Jardín Botánico cumple la función de preservar esa enorme biodiversidad. Es también uno de los más nuevos de Europa ya que fue abierto al público en el año 2001. Ocupa una superficie de 30 ha y se extiende sobre las estribaciones meridionales de las montañas de Kroussia, en la Macedonia Central. El pueblo más cercano es Pontokerasia.

El Jardín Botánico alberga un centro de exposiciones y la sede del Instituto de Investigación de Horticultura; la entrada y otras instalaciones fueron construidas en piedra y madera, y encontraremos senderos y dos lagos artificiales conectados por un arroyo. Está rodeado por 15 ha de bosque donde habitan encinas y robles entre muchas otras especies de árboles y arbustos.

El Jardín está organizado en secciones temáticas; por ejemplo, taxonomía, adaptación ecológica, historias de vida; los visitantes pueden aprender mucho acerca de las plantas en un marco atractivo que permite al mismo tiempo el disfrute y la recreación.

La sala de exposición está rodeada por un espacio de más de una hectárea que recrea el tradicional jardín griego, que explica a los visitantes cómo armar su propio jardín con pocos insumos; un poco más lejos se hallan los árboles frutales, de acuerdo a la tradición griega de plantar especies útiles alrededor de la casa y en los jardines, como plantas aromáticas y farmacéuticas entre las que se encuentran la salvia, orégano y menta. Es que el suelo pedregoso de Grecia y su clima seco y soleado son ideales para estas especies.

La avenida principal del Jardín Botánico está bordeada por una doble hilera de fresnos floridos; tiene una extensión de 1200 m a lo largo de los cuales se han ubicado convenientemente bancos y grifos de agua. Nos lleva a la parte más alta y cuatrocientos metros de bosques naturales acompañan a los visitantes; también hay un arboretum con  375 especies leñosas nativas de la península balcánica.

Un pequeño sendero conduce a un rincón encantador: un estanque natural escondido, bordeado de helechos y campanillas que crecen entre los afloramientos rocosos y los restos de un antiguo camino de piedra.

Foto: Wiki Commons

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Macedonia


Deja tu comentario