Lago Korisia, paseo para toda la familia

Lago Korisia

El lago Korisia es un lugar sorprendente a 25 Km. de Corfú: una suave playa de arena corre a lo largo del lago, separados por un camino de tierra y una franja de dunas. Es un lugar tranquilo, no tradicional, donde se puede vivir a pleno la naturaleza, y con algunas instalaciones cerca que harán las delicias de toda la familia, como una granja ecológica a orillas del lago.

La playa es muy popular entre los lugareños, especialmente los fines de semana, cuando se suelen llenar los alojamientos de Corfú. Fuera de esto es un lugar poco visitado con espacios naturales casi vírgenes.  Ha sido distinguida con la bandera azul de la Unión Europea, pero como en todas las playas de la costa oeste, se deben tomar precauciones al bañarse por las fuertes corrientes marinas; en cambio, no está recomendado bañarse en el lago, donde sí pueden realizarse deportes náuticos como pesca o navegación.

Los niños deben ser vigilados ya que el lugar no cuenta con guardavidas ni instalaciones de emergencia; las dunas son maravillosas, pero las montañas de arena se desmoronan fácilmente.

Otros lugares para visitar en la región del lago Korisia son la playa de Maltas, a cuarenta minutos a pie de Perivoli, donde encontraremos unas tabernas en la playa para tomar o comer algo; la aldea de Marathias, absolutamente tranquila, con sólo unas tabernas y algunos apartamentos. El fuerte Gardiki, una sorpresa escondida al borde de la carretera; son las ruinas de un antiguo y pequeño fuerte bizantino del siglo XIII listo para ser explorado y disfrutado en soledad, pues no hay guías ni nada.

El lago Korisia es un humedal habitado por seres tan extraordinarios como el pelícano dálmata, el ánade real, y otras aves que lo toman como una estación de descanso en su largo vuelo migratorio; el paseo se completa con una caminata por las dunas y el bosque de cedros único en el Mediterráneo.

A orillas del lago se encuentra la eco-granja Bioporos, una experiencia inolvidable para toda la familia en un entorno tranquilo y abierto. La granja está compuesta por dos casas tradicionales con modernas comodidades y un restaurante, y se puede pasar un día completo, empezando por el desayuno con sus propios productos: huevos frescos, aceitunas, miel, jugos de fruta, mermeladas, pasteles, pan de horno… Y para el almuerzo, las recetas tradicionales de la cocina de Corfú. Todos los productos son orgánicos y cuentan con certificación.

La jornada en la granja nos permitirá pasear por los jardines y aprender acerca de los animales y estilos de trabajo del campo, y ver instrumentos de labranza casi de museo que son los que todavía se utilizan.

Foto: Vía Flickr

Imprimir

Etiquetas: , ,

Categorias: Corfú


Deja tu comentario