Limnos, estratégica isla del mar Egeo

Limnos

La isla de Limnos, en el mar Egeo, se ubica en el estrecho de los Dardanelos, posición estratégica ya que en la antigüedad era el cruce de varias rutas marítimas y más adelante también ya que aquí se instaló un importante centro militar.

Sin embargo, actualmente es una isla tranquila con un ambiente relajado y auténtico, poco concurrida y un poco al margen de los circuitos turísticos habituales, de manera que es ideal para los que buscan lugares solitarios y la buena atención que brindan sus hospitalarios habitantes.

De origen volcánico, su historia mitológica nos dice esta isla fue el hogar de Hefestos, dios del Fuego, que aquí tenía su fragua y enseñó a los nativos el arte de trabajar el hierro, actividad artesanal que aún realizan.

La isla posee dos amplias bahías: Mudros al sur, Purnias al norte, de menor tamaño. Entre ambas, la isla presenta una increíble variedad paisajística, 260Km. de calas y salientes escarpadas, pequeños puertos pesqueros y playas de arena clara. El interior nos ofrece un paisaje de llanura con algunas colinas tapizadas de arbustos; y para completar este muestrario en miniatura lagos y humedales en el este y un desierto en la punta sudeste, habitados por flamencos, aves migratorias y cérvidos.

Mirina, su capital, se extiende entre las dos bahías, a los pies del castillo que se encuentra en la cima de un cerro. Conserva el estilo de vida de otras épocas, con sus callejuelas adoquinadas y las casas de los capitanes intercaladas con tabernas y construcciones tradicionales con balcones de madera.

Aquí podremos ver el Castro Bizantino, complejo urbano prehistórico en la cima de un impresionante espolón de roca que sobresale de la costa, entre cuyos muros derruidos deambulan confiados ciervos, y desde donde obtendremos espléndidas vistas de la ciudad. Otros lugares para ver son el puerto pesquero y playa Maditos, al sur; las elegantes viviendas neoclásicas de los antiguos armadores y las playas de Romeikos Gialos y Richa Nera al norte, tranquilas y poco profundas, ideales para los más chiquitos.

Visitaremos el Museo Arqueológico, que exhibe piezas descubiertas en distintos lugares de la isla que además se pueden conocer como verdaderos museos a cielo abierto; entre las piezas expuestas se encuentran las curiosas lámparas votivas con forma de sirenas.

Queda mucho por descubrir, pero no terminaremos esta etapa sin probar las especialidades gastronómicas: retsina, mermelada de higos, miel de tomillo de Skandali, quesos de Kalathaki y Melihloro y el vino blanco de Kalambaki.

Foto: vía Flickr

Imprimir

Etiquetas: , ,

Categorias: Islas Egeo Norte


Deja tu comentario