Bellezas inexploradas de Kitnos

Kythnos

Esta isla del grupo de las Cícladas, sobre el mar Egeo, se extiende de sur a norte y su paisaje de colinas se encuentra cubierto de frigana, una hierba fragante que perfuma el aire al atardecer. Poblada por muchas cabras y apenas unas pocas familias atenienses, es el paraíso de los senderistas y los buscadores de aguas termales, pues aquí se encuentran los famosos baños de Lutra.

Los nombres de algunos lugares de la isla nos indican que estuvo habitada por los dríopes, misteriosos ancestros de los griegos, y sus aguas termales hacen que a veces se la denomine como Termia, por sus manantiales de origen volcánico que son disfrutados por la Humanidad desde la Edad Media.

Podemos comenzar la visita por el modesto puerto pesquero de Merihas, que se anima por las mañanas con la subasta de la pesca del día. Sus alrededores están poblados por tiendas y restaurantes bajo las ruinas del imponente Hotel Posidonion. Desde el puerto podemos ir a la playa de Martinakia, muy familiar, o también a las que están a algunos kilómetros del puerto, más tranquilas; las dos más bonitas son Fikiada y Kolona, a las que se puede llegar en barco desde el puerto de Merihas.

Otros lugares interesantes para ver son las ruinas de Vriokastro, antigua capital de la isla, posiblemente habitada hasta el siglo V a.C. Incluía el Islote de Agios Lukas y todavía se pueden adivinar algunos vestigios como tres aljibes excavados en la roca. La ciudad fortificada está parcialmente sumergida y conserva la base de la torre y las murallas. La capital,  Kitnos, auténtico pueblo cicládico con apacibles callejuelas embaldosadas con motivos geométricos, está construida en la cima de una colina y en ella podremos encontrar alegres placitas con restaurantes, cafés y tiendas de recuerdos.

Baños de Lutra: a 4,5 Km. de Kitnos, pequeño centro turístico de arquitectura moderna, con playa y balneario, que se extiende entre la bahía de Agia Irini y la playa de Skinari; posee un hotel que fue el primer establecimiento termal, en elegante estilo neoclásico. Si bien esta parte de la costa no es muy propicia para los baños, sus playas son excelentes para recorrer como la nudista Kavuroheri y Potamia.

Queda mucho en el tintero, como las playas del sur y el submarinismo en Lutra, pero ahora ascendamos a la ciudadela medieval de Kefalokastro, antigua capital de la isla. que nos ofrece espléndidas vistas de todo el norte de la isla.

Foto: Greece Travel

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Islas Cicladas


Deja tu comentario