La bella y noble Vitina

Vitina

Vitina, llamada “la joya de Mainalo” es un hermoso lugar de vacaciones de montaña en la Arcadia muy apreciado por su clima. Se extiende sobre la ladera del monte Mainalo, rodeada de bosques de abetos, con un perfume y una frescura difíciles de olvidar.

Noble y hermosa, con la impronta de su antigüedad, pintorescos callejones y su animada plaza central con la iglesia vieja y la posibilidad de caminatas por el bosque y el campo, nos promete unas vacaciones inolvidables. Vitina es la cuna de muchos estudiosos, políticos y héroes, como el historiador Constantino Paparrigopoulos o George Vassiliou que fue presidente de Chipre.

Muy cerca de Vitina encontraremos pueblos de extraordinaria belleza, ríos, fuentes, monumentos históricos, monasterios, mágicos lugares dignos de explorar.  Además Vitina cuenta con alojamientos de alto nivel, con hoteles al estilo antiguo, señoriales y tradicionales, restaurantes con buena comida y cálidos lugares para tomar un café o un postre; tiendas de arte y locales de productos orgánicos capaces de satisfacer las necesidades de los viajeros más exigentes.

Cosas para hacer: Explorar el bosque de Mainalo en auto o a pie, es una experiencia poco común a través de la cual podemos vivenciar la paz del campo y la riqueza de las imágenes que hablan directamente al alma. Visitar las aldeas de montaña en la ladera suroeste de Mainalo; visitar la casa natal de Theodoros Kolokotronis, héroe máximo de la independencia griega, en Libovisi. Esquiar en Kalavrita, uno de los mejores centros de esquí de Grecia, y visitar las cuevas y manantiales del río Aroanios en Planitero. Les informamos que algunas de estas excursiones ¡sólo se pueden hacer en vehículos de doble tracción por rutas de tierra!

Pueblos vecinos para visitar: Dimitsana y Stemnitsa, con su Museo del Agua y sus dulces tradicionales; Magouliana, el pueblo habitado más alto del Peloponeso y uno de las más altos de Grecia, a 1367 metros de altitud, con sus templos dedicados a Deméter y Poseidón a la entrada del pueblo y dos maravillosos puentes de piedra que exhiben sus magníficos arcos; la iglesia de la Virgen María y la plaza pavimentada, con su enorme plátano. La pintoresca Nymfassia con sus casas de piedra y atracciones únicas como el monasterio de Kernitsa. Tomó su nombre de la fuente donde se bañaban las mitológicas ninfas; no dejaremos esta villa sin sentarnos un instante en alguno de los cafés que rodean su hermosa plaza.

Foto: vía Flickr



Etiquetas:

Categorias: Grecia


Deja tu comentario