Zagoria, Grecia Central

Los pueblos ubicados en las tierras ocultas por las montañas de Zagoria, en Grecia Central, son en gran medida responsables por la conservación de las costumbres griegas más antiguas que hoy persisten. Gracias al emplazamiento de difícil acceso, sus habitantes fueron capaces de prosperar incluso durante los años de dominación turca-otomana, y hoy la arquitectura de sus pueblos y el carácter tradicional de sus vidas convierten a Zagoria en un bellísimo y colorido destino turístico.

Puente de Kalogeriko, Zagoria, Grecia Central

Puente de Kalogeriko

Los pueblos de Zagoria están rodeados por la extraordinaria belleza natural de un vasto ecosistema de bosques templados. Zagoria se encuentra delimitada por las montañas de Gamila y Mitsikeli y por el río Aoos. Es parte de la cadena montañosa de los Pindos, que se extiende desde Albania hasta Grecia Central.

Muchos de los nativos de las tribus de antaño se transformaron en comerciantes y establecieron rutas a través de los Balcanes hacia ciudades tan lejanas como Viena y Bucarest. El sistema de caminos que construyeron para sus caravanas de mulas se observan hasta hoy, especialmente en la ruta hacia Vradeto, donde es famosa la Skala que lleva su nombre. Se trata de un camino pavimentado desde Tsepelovo que desaparece tras ascender una colina y que, hasta hace poco, era el único acceso al pueblo de Vradeto.

Otro elemento fundamental para mantener abiertas las rutas cuando la nieve imposibilitaba la navegación de los ríos eran los puentes. El Puente de Kalogeriko es considerado el más bello de todos los localizados en Zagoria. Se encuentra cerca de Kipi y posee tres arcos. La mayoría de ellos posee una pequeña campana debajo de sí, para advertir a los viajantes si el viento es suficientemente fuerte como para arrojarlos al agua.

Los pueblos tradicionales destacan por sus caminos empedrados y sus edificios de piedra, exquisitamente decorados con frescos y con madera tallada en los tejados. Papingo y Monodendri fueron declarados monumentos históricos nacionales, y son también interesantes las pinturas de los siglos XVIII y XIX que decoran algunas de las casas de Skamneli. Muchas iglesias fueron construidas con el estilo de las basílicas, y merecen la atención sus altares con complejas figuras talladas en madera. Los frescos de más de tres siglos de antigüedad de la iglesia de Tsepelovo se cuentan entre los mejores preservados de Grecia.

Foto Vía: islandstrolling.com



Etiquetas: ,

Categorias: Zagoria


Deja tu comentario