Hera, la diosa olímpica

Hera

En la mitología griega, Hera era la esposa y hermana mayor de Zeus. Diosa de los nacimientos y el matrimonio, su principal emblema era la vaca por su carácter profundamente maternal. En la mitología romana se la llamó Juno.

Hija de los titanes Rea y Cronos, Hera fue tragada al nacer por su padre junto a sus otros hermanos, excepto Zeus. Su madre Rea lo engañó para que regurgite a sus hijos, que luego se unieron con Zeus para organizar el derrocamiento de su padre, episodio conocido como la Titanomaquia (Batalla de los Titanes o Guerra Titánica), que no debe confundirse con la Gigantomaquia, que tuvo lugar una generación anterior.

Luego de la victoria de los dioses, Zeus pasó a gobernar el monte Olimpo y Hera se quedó a su lado como esposa y fue popularmente conocida por su naturaleza recelosa y vengativa. Solía castigar a las amantes de Zeus y sus descendientes, como Heracles, así como a aquellos mortales que la ofendían, como Pelias y Paris.

Tales eran sus celos que cuando Alcmena estaba embarazada de Heracles, la diosa intentó evitar el nacimiento anudando las piernas de Alcmena. Luego de que su plan fuera frustrado, envió dos serpientes para matar al niño mientras dormía en su cuna. Heracles estranguló a las temibles serpientes sin el menor esfuerzo y las volvió sus juguetes.

Hera también tuvo sus propios hijos, aunque paradójicamente no se destacaba en su función de madre. Con Zeus tuvo a Ares (dios de la guerra), Hebe (diosa de la juventud), Eris (diosa de la discordia) e Ilitía (diosa de los partos). Cuando Zeus dio a luz a Atenea sin recurrir a ella, Hera engendró a Hefesto sin él, pero se horrorizó tanto de su fealdad que lo expulsó del Olimpo. Según otra versión, Hera dio a luz sola a todos sus hijos, sin intervención de su esposo.

En cuanto a su representación, Hera siempre aparece solemne y majestuosa, coronada y llevando en su mano una granada, símbolo de la fértil sangre y la muerte; otras veces una amapola. Además de la vaca, el pavo real y el león también son símbolos de esta diosa.

El cultos dedicado a Hera fue muy popular. Su principal centro de culto estaba en la isla de Samos, pero también encontramos santuarios en Esparta, Micenas y Argos, donde se celebraban las Hereas, fiestas anuales en su honor en las que los jóvenes organizaban carreras de atletismo para agradecerle su protección sobre los matrimonios. Olimpia, Corinto, Tirinto y Delos también contaban con templos dedicados a esta gran diosa olímpica.

Foto vía: web gallery of art

Imprimir

Etiquetas: , ,

Categorias: Mitologia griega


Comentarios (3)

  1. tania jimenez dice:

    este comentario sobre la diosa juno esta genia, buen trabajo!!!!!

  2. lisbeth dice:

    grasias por la ayuda

  3. Anggyta dice:

    Se agradece este detallado trabajo de diosa Hera … Saludos

Deja tu comentario