Hefesto, el dios del fuego

Apolo y Hefesto

Protector de los herreros y los orfebres, Hefestos era el dios del fuego, los metales y la metalurgia. Hijo de la gran diosa Hera, quien lo engendró sola, según Hesíodo, o con intervención de Zeus, según Homero, Hefesto fue quien le abrió la cabeza a su padre para liberar a su hermana Atenea tras lo cual ambos se convirtieron en patrones de los artesanos.

Hefesto es famoso en la mitología griega por su fealdad. Hera, al verlo, se avergonzó tanto que lo quiso ocultar de la vista de las demás divinidades arrojándolo fuera del Olimpo. También era cojo y una versión dice que durante una disputa entre Hera y Zeus, Hefesto intentó defender a su madre, pero Zeus lo cogió por un pie y lo precipitó fuera del Olimpo. Hefesto cayó en la isla de Lemnos, quedando cojo para siempre.

Asimismo, una vez expulsado del Olimpo, Hefesto fue recogido y cuidado por Tetis y Eurínome, en la isla de Lemnos, donde creció hasta convertirse en un maestro artesano, fabricando armas, joyas y tronos para los dioses. Un día elaboró un torno mágico como regalo especial para Hera con el objetivo de vengarse por haberlo echado del Olimpo. Cuando Hera se sentó en él, quedó atrapada, incapaz de levantarse o ser ayudada por otros.

Los dioses le pidieron a Hefesto que la liberara, pero él se negó, por lo que tuvieron que pedir la intervención de Dioniso, confidente de Hefesto, quien lo embriagó y lo llevó de vuelta al Olimpo. Entonces Hefesto aceptó liberar a Hera con unas cuantas condiciones a cambio, y una de ellas era contraer matrimonio con Afrodita, bella diosa del amor, aunque ésta le fue infiel más de una vez. Asimismo fue padre de varias divinidades y mortales.

La forja de Hefesto estaba en el corazón volcánico de la isla egea de Lemnos, donde realizaba junto a sus ayudantes los accesorios que vestían los dioses y alguno mortales privilegiados, como el casco y las sandalias aladas de Hermes, los rayos de Zeus, el cinturón de Afrodita, la armadura de Aquiles, el carro de Helios, el arco y las flechas de Eros, el collar de Harmonía y el cetro del legendario Agamenón.

Como se comentó antes, a Hefesto se lo representaba cojo, desalineado y hasta grotesco. Lo curioso (o lógico) de este dios feo y lisiado es que muestra los síntomas físicos del envenenamiento por arsénico (cojera y cáncer de piel), químico que se añadía al bronce para endurecerlo. Se cree que la mayoría de los herreros de la Edad de Bronce habrían padecido esta enfermedad y por ello Hefesto es representado con dichas características.

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Mitologia griega


Comentarios (13)

  1. marilyn aye dice:

    la verdad me sirve de mucho pero como lo tengo que imprimir..no lo puedo copiar y pegar..me duelen las manos..pero que bueno:)

  2. anonimo dice:

    me salvo de la tarea de historia okis buen trabajo♥◄

  3. anonimos dice:

    me ayudo con mi proyecto de historia por poquito gracias💜

Deja tu comentario