Otón I, el primer rey de la Grecia moderna

OtonIdeGrecia1865

En 1832, como consecuencia del Convenio de Londres, Grecia se convirtió en un Reino independiente bajo la protección de las grandes potencias de entonces. Así  surgió la figura de Otón I, el primer rey de la moderna Grecia.

Otón fue elegido Rey de Grecia con tan sólo 17 años. Para ello, las grandes potencias se aseguraron una serie de requisitos y promesas. Por ejemplo, hicieron prometer a su padre que se abstendrían de actos de hostilidad contra el Imperio Otomano. Asimismo, se encargaron de dejar muy claro que el título de Otón era el de Rey de Grecia, no el de Rey de los griegos, un matiz que quedaría totalmente reflejado en el desarrollo de su cargo.

El joven monarca llegó al país acompañado por tres asesores bávaros, así como un gran séquito de soldados. Hasta su mayoría de edad, Otón I se vio obligado a reinar bajo regencia por estos asesores. Quizá ese fuera el origen de su impopularidad.

El pueblo no estaba muy por la labor de que varios bávaros rigieran su país. Además, estos funcionarios eran bastante irrespetuosos con las costumbres griegas locales. También habría que destacar una subida bastante importante de los impuestos. Todo ello hizo que este periodo fuera conocido como la bavarocracia.

Por si esto fuera poco, el propio Otón I era visto como un hereje, pues se negó a adoptar la religión ortodoxa y siguió practicando el catolicismo. Además, tampoco se redactó la constitución que se había acordado en el Convenio de Londres.

Cuando Otón I llegó a la mayoría de edad, se deshizo de los regentes gobernando como monarca absoluto. En 1836 visitó Alemania y se casó con la Duquesa Amalia de Oldenburg, que a partir de ese momento sería su reina. Muchos aseguran que la impopularidad del monarca también vino incrementada por este matrimonio, del cual jamás nació descendiente alguno.

En 1843 tendrá lugar el primer golpe militar para este rey, un golpe que dio como resultado una asamblea constituyente y la esperada constitución, aprobada en 1844.

Entre 1854 y 1857, los británicos y franceses ocuparon el puerto de El Pireo. De esta forma impidieron la intervención helénica a favor de los rusos en la famosa Guerra de Crimea.

En 1862, después de varios intentos de golpe de estado por parte de los revolucionarios, e incluso el intento de asesinato de su amada esposa, Otón I decidió renunciar al poder. Las potencias que lo habían apoyado un día para ser rey de Grecia también se lo aconsejaron, así pues, Otón no dudó, se refugió con su reina en un barco de guerra británico y regresaron a Baviera.

Este primer rey de la Grecia moderna murió en el palacio de los obispos de Bamberg, Baviera, y fue enterrado en la Iglesia de los Teatinos de Múnich. Eso sí, jamás dejó de lucir los uniformes griegos; y es que al parecer, Otón I amo a Grecia como su nueva patria, aunque ese amor no fue suficiente para conquistar a su pueblo del que jamás fue rey.

Otros episodios de la historia griega:

Imprimir

Categorias: Historia de Grecia


Deja tu comentario