El mito de Leto y los celos de Hera

Leto_1

Leto era hija de Febe y Ceo y junto a su hermana, Asteria, eran veneradas como diosas de la noche. Según la mitología griega, Zeus se interesó por la hermana de Leto intentando por todos los medios seducirla. No obstante, Asteria le rechazaba una y otra vez. Finalmente, desesperada por la insistencia del Dios, Asteria decidió escapar convirtiéndose en codorniz y arrojándose al mar. Allí se transformaría en la isla de Ortiga.

En ese momento, el caprichoso Zeus decidió interesarse por Leto, la inocente diosa que finalmente caería a sus pies, quedando embarazada de este.

El problema es que Hera, la esposa de Zeus, se enteró de su embarazo y los celos la perturbaron. Prohibió que se le diera refugio en ningún lugar, así Leto no podría tener a los vástagos de su esposo. No obstante, la desdichada diosa finalmente encontraría refugio en Ortigia, la isla en la que se había convertido su hermana. No obstante, su calvario no había hecho más que empezar.

Hera habló con la diosa de los alumbramientos Llitía, y le pidió que impidiera el parto. Así, la pobre Leto sufrió durante nueve días interminables dolores de parto.

Finalmente, el resto de los dioses escucharon sus suplicas y decidieron hacer que Artemisa, uno de los dos hijos que esperaba, naciera rápidamente, alcanzara la edad adulta y pudiera ayudar a su madre en el alumbramiento de Apolo, el segundo de los mellizos.

La diosa Artemisa quedaría tan impresionada por el sufrimiento de su madre que decidió desde ese momento permanecer virgen hasta el final de los días.

Los hijos de Leto se convirtieron en ese momento en sus mayores defensores. Protegieron a su madre frente a los ataques de Hera, que nunca cesaría en su afán por terminar con la amante de su esposo.

En cuanto a la isla errante de Ortiga, como premio por haber acogido a Leto recibiría cuatro pilares que la sustentarían e impedirían que se hundiera jamás. Esta isla se convertiría en Delos, lugar en el que posteriormente se levantaría el principal templo del dios Apolo.

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Delos, Mitologia griega


Deja tu comentario