Un paseo por las inmediaciones de Rethymno, en Creta

Preveli

A pesar de que la isla de Creta es conocida fundamentalmente por el magnífico palacio de Knossos, no es menos cierto que la más extensa de las islas griegas otros muchos alicientes. Uno de ellos es la población de Rethymno. Aunque en ocasiones anteriores este blog ya se había referido a ella, la propuesta de hoy se centra en los alrededores de esta sugerente localidad.

Para iniciar la ruta, hay que desplazarse hacia el este, en dirección a Pánormos, para alcanzar así la notable villa de Georgioúpoli. Uno de los principales alicientes de este lugar es que ha sabido conservar una atmósfera que transportará al viajero a otra época.

Muy cerca de la misma, además, se despliega el bonito lago Kournás, rodeado de colinas y muy concurrido por el turismo, que acude hasta allí para practicar deportes como el windsuf o el piragüismo.

En Aménoi, en la carretera principal que separa Rethymno de Agía Galíni, vale la pena detenerse ante un interesante cementerio minoico que puede visitarse de martes a domingo (el yacimiento se encuentra 9 km al sur de Rethymno). A continuación, deshaciendo el camino y resiguiendo la carretera que conduce al sur, se llega a Plakiás, una población que hasta hace poco era un núcleo de pescadores.

Sin embargo, la antigua villa marinera ha dado paso a un centro turístico, provisto de todos los servicios y de 2 km de playas de arena gris. Asimismo, en sus proximidades, también merece la pena conocer enclaves como la playa de Damnoní (al pie de un promontorio) o la de Soúda, que se despliega 3 km al oeste de Plakiás.

En cualquier caso, uno de sus mayores reclamos se encuentra a 14 km al este de la propia Plakiás: el monasterio de Moní Prevéli (en la imagen). Este recinto religioso ejerció un papel decisivo en  la Segunda Guerra Mundial, cuando se produjo la evacuación de las tropas aliadas desde las playas cercanas. Su patio central data de 1731, mientras que en el interior se halla la zona conocida como Moní Agíou Ioánnou o Káto Préveli, que da cabida a otra construcción del siglo XVII, abandonada poco después por los monjes que la habitaban.

Foto vía: TrekEarth

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Retimno


Deja tu comentario