Seis lugares raros y bellos en las islas Cícladas

Kalamos

Las islas Cícladas se encuentran en el mar Egeo. Actualmente son un destino preferido por los viajeros; su apariencia árida, accidentada y desnuda no parece ser un obstáculo para que, año a año, cada verano legiones de entusiastas turistas se instalen entre sus aguas transparentes, blancas casitas y colinas desnudas.

Las Cícladas, al mismo tiempo que ofrecen la oportunidad de descansar, hacer vida de playa, navegar o practicar divertidos deportes acuáticos, reservan varias sorpresas a sus visitantes más exquisitos, aquéllos que con tiempo, paciencia y mucha delicadeza, están dispuestos a revelar sus más recónditos secretos.

La Cueva de Aladino: se encuentra en la isla de Foros, al pie del monte Gerakonas. Allí se encuentra la aldea de Aladino y en el camino al monasterio de San Panteleimon, se encontrarán con una sorprendente cueva; fue explorada por Ioannis Petrocheilos y cartografiada por Anna Petrocheilos. Es pequeña pero guarda en sus entrañas un caleidoscopio de coloridas y variadas estalactitas y estalagmitas. Sugerimos informarse acerca de su visita.

El Valle de las Mariposas: Ubicación: a cinco kilómetros de Paroikia, en el camino al Convento de Cristo, a lo largo de la ruta que une la capital de la isla con el pueblo de Alyki. Más al oeste se encuentra este pequeño paraíso que es el Valle de las Mariposas, al que entre junio y septiembre llegan millones de mariposas para aparearse y procrear.

Monte Celindas o Syringas: una pequeña caverna al pie del monte, con una cascada de agua cristalina, en una zona con muchas cavernas sin explorar, en las que se pueden encontrar brillantes cuarzos y mármoles.

Río Elixos: En tiempos históricos, el río Elixos era el único que tenía agua todo el año;alimentaba al río Mylopotamos, que actualmente recibe agua de los deshielos del Flea y Ioulida y fluye a través del valle para desembocar en el golfo de Aghios Nikolaos.

Caverna Negra; está en la isla de Sikinos; de hecho es la más grande de esta isla, está ubicada al norte. Otros lugares interesantes en esta isla son las cuevas del Dragón, que se cree estaban habitadas por los drakopitas.

La roca monolítica de Kalamos: en la isla de Anafi. es una alta roca, inaccesible por mar y casi inaccesible por tierra; es un monumento natural único, de impresionantes características geomorfológicas; actualmente es el hogar de algunas raras especies vegetales y en la época medieval fue el refugio de invasores de la isla. En su pico más alto se encuentra el abandonado monasterio de Kalamiotissa, de una sola bóveda, interesante arquitectura, rodeado de unas pocas celdas monásticas y una pequeña reserva de agua dulce. Su ubicación y vista indescriptible causaban el temor de quienes llegaban hasta este estremecedor lugar.

Foto: Municipalidad de Anafi

Imprimir

Etiquetas: , ,

Categorias: Islas Cicladas


Deja tu comentario