Spetses, la isla de los pinares

Spetses

Es la isla más meridional del Golfo Sarónico, preferida por el turismo de alta gama, con elegantes residencias y un puerto deportivo internacional que han reemplazado a las antiguas casas de armadores y astilleros, pero también es una excelente etapa en un crucero por el Golfo.

El puerto de Spetses nos recibe con un monumento a Laskarinas Bouboulinas, heroína de la Independencia Griega.  El único pueblo, Dapia, se extiende a lo largo de la costa; lo demás son grandes pinares, por eso su antiguo nombre, Pitiusa, que alude a estos bosques. Pero Dapia es una villa colorida y animada, y en los alrededores del puerto se multiplican las tiendas y bares.

Podremos ver el Museo Mexis, en una mansión que fue la residencia del Hadziyannis Mexis, líder de la Independencia griega y primer gobernador de la isla. La casa conserva prácticamente su mobiliario y decoración originales, y allí se exhiben antigüedades descubiertas en las aguas del golfo, objetos prehistóricos, mobiliario del siglo XVIII y documentos de las guerras de liberación; en una sala descansan los restos de la Bubulina.

También se podrá ver el Museo Bubulina, con su patio adoquinado de botsaloto, piedras blancas y negras que dibujan motivos de inspiración marinera; hoy en día se este pavimento se encuentra en toda la villa y fue usado también en Rodas. A la izquierda, una calle nos lleva a la colina fortificada de Kastelli, que nos regala hermosas vistas de la costa del Peloponeso.

El paseo marítimo es precioso; antigua zona aristocrática de la isla con su famoso colegio Anargiros Orgialenios, actualmente un salón de congresos, o el lujoso hotel Posidonion, de 1914, que marcó el inicio del turismo de alta categoría a la isla, se puede recorrer en unos coches tirados por caballos que son típicos de la isla.

La catedral, antigua iglesia de Agios Nikolaos, nos indica la entrada al puerto viejo, donde aún se pueden ver algunas casitas de pescadores y pequeños talleres de reparación de barcos. Otros monumentos religiosos son la capilla de Panagia Armata, de fachada amarilla y blanca, construida en 1822, y el Monasterio de Agion Panton, escondido entre la vegetación, que nos propone un momento de tranquilidad y visitar su extraordinario mirador que extiende la vista hasta Hidra y la costa de la Argólida.

Las mejores playas, bordeadas de pinos, se encuentran al oeste, y se vuelven muy animadas por las noches, cuando abren los bares y tabernas.

Foto: Municipalidad de Spetses

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Spetses


Deja tu comentario