La playas negras de Santorini

Playas negras de Santorini

Arena volcánica en la playa de Kamari.

Santorini es la más visitada (y, para algunos, la más hermosa) de las islas griegas. Tradicionales casas de un blanco inmaculado y brillantes cúpulas azules se erigen sobre unas aguas de tonalidades intensas, capaces de enamorar a millones de turistas por año.

Sin embargo, entre las playas de esta isla no sólo podemos encontrar doradas arenas como en todas las demás. El paisaje y la topografía de Santorini destaca por sus peculiares formas, resultado de una erupción volcánica que se produjo hace siglos, en el año 1450 antes de Cristo.

Gracias a este volcán, es que se obtienen los deliciosos vinos de Santorini, cuyas uvas son tributarias de la riqueza mineral de la tierra en la que crecen. Sin embargo, la zona del cráter también es, por sí misma, un atractivo turístico único.

Además, Santorini nos ofrece uno de los mejores atardeceres que se puedan ver en todo el mundo. Como turistas, podemos alcanzar a ver desde la misma habitación del hotel cómo el sol se oculta sobre el horizonte creando unas tonalidades de colores capaces de alterar nuestros sentidos.

La isla puede dividirse fácilmente en dos áreas: al oeste, las tradicionales ciudades de casas blancas y altísimas rocas. Al este, Perissa y Kamari son dos ciudades famosas por sus playas de arena volcánica de un inconfundible color negruzco.

Frente a la costa de Perissa, se encuentra Mesa Vouno, una inmensa roca que se erige en medio del mar. Por las noches, junto a la intensa vida nocturna de la playa, las luces de la roca generan un ambiente mágico.

Situada unos 15 kilómetros al sudeste de la capital de Santorini, Perissa es visitada principalmente durante el verano, aunque el resto del año permanece tranquila y poco frecuentada. En ella es posible encontrar un sinnúmero de hoteles y opciones para alojamiento.

También los lugares de encuentro y gastronomía son protagonistas: bares, cafés, clubes nocturnos, restaurantes, tabernas y, desde luego, los tradicionales bares sobre la playa abundan en la región.

La historia también tiene su lugar: la capilla de Agia Irena fue construida entre los siglos XVI y XVII, y es hoy parte del centro de la ciudad. Desde allí, un camino de montaña lleva hasta las ruinas de la antigua Thera.

Foto Vía: Commons Wikimedia

Imprimir

Etiquetas: , ,

Categorias: Santorini


Deja tu comentario