Turismo vinicola en Santorini

Vino de Santorini

La isla de Santorini, en el mar Egeo, es una de las predilectas del turismo a escala mundial. Sus paisajes paradisíacos, sus residencias de lujo y sus extensiones infinitas de playas de ensueño la convierten en un sitio de visita indeclinable en Grecia.

La producción vitivinícola es una de las principales actividades de Santorini, y sus orígenes se remontan 3500 años en la historia de la isla, con un comercio que ya en 1700 a.C. gozaba de un prestigio y un auge envidiables.

Los viñedos en este paraje son, por tanto, parte de su cultura y de su identidad, además de una creciente atracción turística y un componente esencial de su paisaje. Cada año, miles de visitantes disfrutan del vino de Santorini, uno de los más afamados de este país.

El microclima de la isla y su terreno poroso, abonado con lava dado el origen volcánico de las rocas, es lo que permite a las uvas que aquí crecen tener un sabor y una calidad únicos. De ellas surgen la variedades más exquisitas, capaces de convertirse en protagonistas de un menú.

Numerosas bodegas abren sus puertas al público, que disfruta de observar a sus maestros trabajando y de degustar una copa del delicioso producto. Canava Roussos es una de las más destacadas y antiguas de la isla, en funcionamiento desde 1836. Se trata de un negocio y una tradición familiar, que durante generaciones ha transmitido los secretos y los métodos que permiten elaborar un producto óptimo.

Hatzidakis es también una visita interesante para realizar. Ubicado en una cueva subterránea, oculta por las extensiones de viñedos, los tanques metálicos son la antesala de la cámara de trabajo, donde el productor de vinos y su mujer dan lo mejor de sí para garantizar a sus clientes la más alta calidad en bebidas.

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Santorini


Deja tu comentario